Policías españoles se hicieron pasar por familia de los empresarios en los contactos con los secuestradores nigerianos

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) Los especialistas del Grupo de Secuestros de la Policía se hicieron pasar por familiares de los dos empresarios españoles secuestrados en Nigeria para ir recabando datos de la ubicación de los retenidos, informaron a Europa Press fuentes de la investigación. Los secuestradores contactaron vía correo electrónico y telefónica con quien ellos pensaban que era la familia de los retenidos y comenzaron a pedir dinero. En esta ocasión, la cantidad que ha habido que desembolsar para facilitar el rescate es muy reducida, de 2.000 euros, para facilitar una supuesta cita posterior entre familia y secuestradores, que nunca se llegó a producir. Con información facilitada por la Policía española, sus colegas nigerianos localizaron la zona boscosa próxima a la ciudad de Owerri donde los captores retenían a los dos ciudadanos españoles y desde donde se comunicaban con la familia en Cataluña. Un rápido asalto a la casa de la Policía nigeriana facilitó la detención de cuatro personas que retenían a los empresarios Josep Bufí y Alonso Boj, sin que se produjeran heridos. Los captores no tenían armas de fuego, según las fuentes consultadas. Con el asalto se puso fin a un secuestro que se comenzó a gestar hace seis meses, cuando un nigeriano contactó en una feria de cosmética con los empresarios españoles. El nigeriano les confió un pedido, mantuvo posteriores contactos con ellos y, finalmente, estableció una cita en Nigeria, hace 15 días, que resultó ser una trampa. Según se ha podido saber después de la liberación, los secuestradores nigerianos no sospecharon en ningún momento que trataban con policías, a diferencia de los retenidos, que se percataron de que aquellos que hablaban con los secuestradores no eran familiares suyos.