Desarticulan en Valladolid una organización dedicada al robo de todo tipo de mercancías en almacenes y empresas


VALLADOLID|
Desarticulan en Valladolid una organización dedicada al robo de todo tipo de mercancías en almacenes y empresas

Desarticulan en Valladolid una organización dedicada al robo de todo tipo de mercancías en almacenes y empresas VALLADOLID | EUROPA PRESS

El embrión de la banda ya ha sido desmantelado tres veces en las operaciones 'Olorva', 'Bombineros' y 'Lorriva'

La Guardia Civil de Valladolid ha culminado la denominada operación 'Liontari' que investigaba robos con fuerza en polígonos, almacenes y empresas, de todo tipo de mercancías, y ha logrado detener hasta el momento a seis personas, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Los detenidos responden a las iniciales J.B.M., de 25 años; E.B.H., de 34; D.G.Z., de 30; C.C.L., de 23; S.V.R., de 23, y R.M.S., de 33 años, al tiempo que se ha recuperando género robado y se han esclareciendo hasta el momento 40 hechos delictivos cometidos en diferentes provincias, tales como robos en naves y empresas así como de turismos y camiones para cometer los hechos delictivos y transportar las mercancías robadas.

La Guardia Civil comenzó la investigación al verse incrementados los robos de vehículos, de determinados modelos, que eran utilizados posteriormente para la comisión de hechos delictivos, robos en empresas, establecimientos y/o almacenes.

Como consecuencia de las gestiones de investigación realizadas, se llegó a la convicción de que pudiera tratarse de un grupo de delincuencia organizada, especializado en la sustracción de mercancía, que cometía robos de gran envergadura, como palés enteros de diversos productos (tecnología, cosméticos y alimentación) que supuestamente eran trasladados en camiones, bien para ocultarlos o para llevarlos directamente a algún intermediario.

Así, el pasado día 9 de noviembre la banda cometió un robo de productos tecnológicos en un establecimiento de un centro comercial de Zaratán, donde sus integrantes se vieron sorprendidos por la Guardia Civil, si bien consiguieron burlar el cerco policial establecido con gran violencia y destreza en la conducción de los vehículos usados en la huída, haciéndolo por vías rápidas de comunicación y alcanzando velocidades superiores a los 220 km/hora

'MODUS OPERANDI'

Este Grupo de delincuencia disponía de una alta especialización en este tipo de hechos delictivos, robaba previamente turismos y los utilizaba como medio de huida o para practicar 'alunizajes', mientras que los camiones también robados erán usados para transportar la mercancía obtenida ilícitamente.

PERFECTAMENTE ESTRUCTURADA

Los componentes de la banda de delincuencia estaban perfectamente estructurados y jerarquizados, teniendo gente encargada de las vigilancias, obtención de la información, conductores especializados, otros especialistas en desactivación de alarmas...etc.

Cometían los robos en empresas, almacenes o naves, donde tras estudiar su ubicación, salidas y entradas y enlaces a las principales vías de comunicación, inutilizaban las alarmas o las hacían saltar para regresar posteriormente, forzaban las entradas a las mismas o practicaban butrones para así sustraer las mercancías.

Una vez tenían en su poder la mercancía, la escondían a naves abandonadas y embargadas o bien las trasladaban directamente a grandes polígonos de Madrid, donde tenían mayor cobertura para entrar y salir sin levantar sospechas. Si se sentían vigilados o controlados en algún punto, quemaban los vehículos para así borrar cualquier tipo de de huella que pudiera vincularles.

El día 24 de noviembre, tras el robo de dos vehículos, de las características enumeradas en Arroyo de la Encomienda, hicieron sospechar a los encargados de la investigación que pudieran estar preparando un robo de gran magnitud, similar al del centro comercial de Zaratán, por lo que la Guardia Civil estableció los dispositivos de vigilancia en polígonos donde se encuentran naves susceptibles de poder ser víctimas de este tipo de hechos.

Así, sobre las 03.00 horas, tras haber hecho saltar la alarma previamente en un almacén de paquetería sito en el polígono de El Brizo de Aldeamayor de San Martín, se procedió a la detención 'in fraganti' de tres integrantes de la banda. Tenían ya cargados pales de mercancías que previamente habían seleccionado para sustraerlos y preparados en el muelle de carga.

Paralelamente, por otros integrantes del grupo de delincuencia, en el polígono Los Hoyales, de Laguna de Duero, trataban de robar un camión, aunque al detectar la presencia policial por el aviso de uno de los miembros de la banda emprendieron su huida, siendo dos de ellos detenidos posteriormente. Al día siguiente, 25 de noviembre, fue detenida en su domicilio del barrio de Pajarillos otra integrante de la banda.

En la localidad de Santovenia se realizó además un registro, debidamente autorizado por el Juzgado de Instrucción, en el domicilio de dos de los detenidos, donde se intervino material procedente del robo de tecnología en el establecimiento del centro comercial de Zaratán.

Los miembros de esta banda de delincuencia ya habían sido integrantes de otros grupos de delincuencia desmantelados en las operaciones de la Guardia Civil denominadas 'Olorva', 'Bombineros' y 'Lorriva', aportando cada uno su experiencia anterior (conducción de todo tipo de vehículos, especialistas en butrones, en desactivación de alarmas, etc).

Una vez desmantelado el grupo de delincuencia, la Guardia Civil ha esclarecido hasta el momento 40 hechos delictivos cometidos en empresas, almacenes o tiendas de Valladolid y robo de vehículos.

A los ahora detenidos por la Guardia Civil les constan numerosos antecedentes anteriores. Una vez puestos a disposición judicial han quedado en situación de libertad con cargos. No se descartan nuevas detenciones en próximos días para la desarticulación completa del grupo de delincuencia organizada Entre los hechos esclarecidos figuran robos en un bar y un almacén de embutidos del Polígono de San Cristóbal, los días 4 y 7 de noviembre de este año, respectivamente; en un Centro Comercial de Zaratán, el 9 de noviembre; en una fábrica de embutidos de Carpio, el día 16 del mismo mes; en un almacén de jamones de Arévalo (Avila), el pasado día 24; en un almacén logístico del Polígono del Brizo en Aldeamayor de Valladolid, el 26, así como de 34 robos de vehículos en distintas localidades entre mayo y noviembre 2016.