Trece supuestos piratas entregados por España comparecen ante un Tribunal de Mombasa

  • Nairobi, 18 may (EFE).- Los 13 presuntos piratas somalís detenidos por el navío español "Marqués de la Ensenada" pasaron hoy a disposición del Tribunal Superior de Mombasa, al sureste de Kenia, donde se declararon inocentes de la acusación de piratería, informó a Efe su abogado, Francis Kadima.

Nairobi, 18 may (EFE).- Los 13 presuntos piratas somalís detenidos por el navío español "Marqués de la Ensenada" pasaron hoy a disposición del Tribunal Superior de Mombasa, al sureste de Kenia, donde se declararon inocentes de la acusación de piratería, informó a Efe su abogado, Francis Kadima.

La magistrada Catherine Mwangi, tras escuchar a los detenidos, los convocó para una nueva comparecencia el próximo 22 de mayo, cuando les debe comunicar si procede su procesamiento.

"Mis clientes negaron estar cometiendo algún acto de piratería cuando fueron detenidos", afirma Kadima, su defensor, que les representará en un proceso que, de seguir adelante, podría suponerles una pena de hasta siete años de cárcel.

El letrado recordó que los detenidos están divididos en dos casos distintos, al haber sido capturados por la Armada Española en dos ocasiones separadas.

Siete de ellos fueron detenidos el pasado 6 de mayo acusados de haber atacado un buque de propiedad griega y bandera panameña, mientras otros siete fueron capturados al día siguiente, cuando presuntamente pretendían atacar un barco también de propiedad griega y bandera maltesa.

De los 14 detenidos, trece se presentaron hoy en el Tribunal Superior de Mombasa, ya que el otro se encuentra ingresado en un hospital francés de Yibuti.

El paso de supuestos piratas por el Tribunal Superior de la ciudad portuaria keniana se ha convertido en algo rutinario, pues lleva ya los casos de 89 de ellos, que están en dos prisiones de la zona de Momabasa.

En tono burlón, el abogado asegura que su aspecto "no tiene nada que ver con el imaginario colectivo sobre bucaneros con parches y aire malévolo", sino todo lo contrario, "son jóvenes con aire inofensivo y el estómago vacío".

Con edades comprendidas entre los 19 y 35 años, los trece supuestos piratas que España transfirió a Kenia después de un intento fallido de juzgar el caso en la Audiencia Nacional de Madrid, han sido enviados a la prisión de, Shimo la Tewa, donde están la mayoría.

"La cárcel comienza a estar atestada de estos pobres diablos. Pronto la situación será insostenible", aseguró Kadima, a quien también afecta personalmente esta "invasión" de casos de piratería.

"Sólo desde marzo me han encargado que defienda a 31 supuestos piratas, cuando en una situación normal llevaría 10 casos (de oficio y de distinta índole) a lo largo del año", recalcó el letrado.

De los 31 adjudicados a Kadima, 11 fueron entregados por Alemania, 7 por Estados Unidos y los otros 13 son los últimos transferidos por España.

Sin embargo, asegura no haber recibido aún sus honorarios por su defensa, lo mismo que otros de sus colegas involucrados en estos casos, como Hasan Abdi, consultado por Efe, y explica lo difícil que resulta localizar a la familias para que envíen los pagos.

"Hablamos de un país como Somalia y de personas que no llevan identificación alguna consigo. En caso de localizar a sus parientes, muchas veces reniegan de ellos por creer que van a ser acusados también", indicó Kadima.

Kadima no está contento con el sistema y asegura no haber visto el acuerdo firmado entre la UE y Kenia, por el que este país del este de África se compromete a dar asistencia legal a presuntos piratas si el estado europeo que ha materializado la detención decide no aplicar su jurisdicción.

"Se debería haber hecho de forma más pública, consultarlo en el Parlamento. La población tiene derecho a saber qué función hace Kenia en todo esto y por qué", lamenta.

De forma paralela, hoy se abría en un juzgado de Rotterdam, el primer proceso en Europa a cinco piratas somalís por el secuestro en el Golfo de Adén de un carguero en las Antillas Holandesas.

Rotterdam o Mombasa, los juicios contra piratería están a la orden del día, lo que Kadima contempla con escepticismo: "Esto va a ser sólo un parche. A nadie le gustan los piratas, pero el principal problema no está en el mar, sino en tierra", en referencia a las dos décadas que Somalia lleva en la anarquía, sin un Gobierno estable.