Un muerto y un herido tras intentar impedir un atraco en un bar de Córdoba

  • Córdoba, 22 mar (EFE).- Un hombre ha muerto al recibir un disparo en el pecho y otro ha resultado herido de bala cuando intentaron impedir la pasada madrugada que dos atracadores robaran la caja del bar "Las Tres Culturas", ubicado en la calle Ciudad de Mengíbar de Córdoba.

Córdoba, 22 mar (EFE).- Un hombre ha muerto al recibir un disparo en el pecho y otro ha resultado herido de bala cuando intentaron impedir la pasada madrugada que dos atracadores robaran la caja del bar "Las Tres Culturas", ubicado en la calle Ciudad de Mengíbar de Córdoba.

Fuentes de la investigación han informado de que el suceso se produjo sobre las 02.40 horas, cuando dos individuos irrumpieron en el local armados con una pistola y un cuchillo de grandes dimensiones y se inició un forcejeo con los clientes del establecimiento.

La propietaria del local, María Luisa Matarredona, ha dicho a los periodistas que los atracadores, que hablaban con acento español, iban "bien vestidos" y ocultaban sus rostros con gorros y pañuelos.

Sin mediar palabra, advirtieron de que se trataba de un atraco y uno de ellos efectuó un disparó al techo.

En ese instante, el bar estaba cerrando y en el interior había ocho personas.

María Luisa Matarredona ha explicado que en un primer momento pensaron que la "pequeña" pistola que llevaban los atracadores era de fogueo, y que los clientes del local se abalanzaron sobre ellos para impedir que se llevaran la recaudación de la caja, que rondaba los 200 euros.

En el forcejeo, el fallecido -un cliente habitual y conocido de los propietarios desde hace unos cinco años- recibió un tiro en el pecho y el otro herido de bala sufrió un impacto en el brazo.

Otro cliente también resultó herido leve tras ser golpeado con una silla.

La propietaria del local ha indicado que cuando los atracadores dispararon al techo, se agachó detrás la barra para llamar a la Policía, momento en el que uno de ellos dirigió el arma hacia ella y disparó dos balas, que quedaron incrustadas en el doble cristal de la vitrina que hay en la barra para proteger la comida.

Finalmente, los asaltantes abandonaron el bar sin llevarse ningún botín y, antes de huir en una moto que tenían aparcada a unos veinte metros de la puerta del establecimiento, dispararon al menos otro tiro al aire.

María Luisa Matarredona, que regenta el bar desde hace un año y medio, ha afirmado que ésta es la primera vez que les atracan y ha mostrado su extrañeza porque, según ha dicho, se trata de una zona "muy tranquila".

Con lágrimas en los ojos, ha insistido en que debía la vida a los clientes que la ayudaron y ha comentado que, en el momento, ni siquiera tuvieron miedo porque todo ocurrió en apenas 3 minutos de una manera muy confusa y rápida, y además pensaron que la pistola era de fogueo.

Tampoco consideraron que las heridas del hombre fallecido, de 42 años y al que ha descrito como corpulento, fueran tan graves como resultaron ser.

La propietaria del local ha señalado que la Policía y los servicios de emergencia llegaron "rapidísimos", si bien no pudieron hacer nada para salvar la vida del hombre, que falleció en el mismo lugar del suceso.

María Luisa Matarredona ha apuntado que poco después de que los atracadores huyeran cerraron la persiana del local, y ha comentado que cuando llegó la Policía no se atrevieron a abrir porque imaginaron que podía tratarse de nuevo de los ladrones.

La persona que ha sufrido la herida de bala en el brazo, de 42 años, fue trasladada al Hospital Reina Sofía y ya ha sido dada de alta.

Todavía no se ha efectuado ninguna detención y la Policía Nacional sigue realizando gestiones para la localización de los atracadores.