Gobierno español sospecha que hubo malversación en bancos rescatados

ESP Madrid|

El Estado español sospecha que ciertos bancos rescatados con fondos públicos durante la crisis incurrieron en malversaciones resultantes en un perjuicio de 3.500 millones de euros, indicó este miércoles el Fondo público de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Desde 2013 se han transmitido a la fiscalía anticorrupción los casos de 47 operaciones sospechosas, declaró Jaime Ponce, presidente del FROB, ante la comisión de economía del Congreso de los Diputados, la cámara baja del Parlamento.

El Estado, a través del FROB, se ha constituido parte civil en 24 casos penales.

Las entidades incriminadas son cajas de ahorro locales y regionales, entre ellas Bancaja y Caja Madrid, cuya fusión con cinco más propició en 2010 la creación de Bankia.

Se les reprocha haber efectuado operaciones financieras que causaron pérdidas sustanciales a los bancos, y en las que había indicios de irregularidades, según explicó el FROB al lanzar una de las primeras salvas de denuncias en 2014.

El Estado español desembolsó un total de 58.900 millones de euros de fondos públicos para reflotar el sector bancario, y de momento sólo ha recuperado 4.800 millones, expuso Ponce ante la comisión parlamentaria.

Para recuperar más dinero, Madrid se plantea fusionar Bankia con otro banco nacionalizado durante la crisis, BMN, con la esperanza de aumentar el valor bursátil del grupo y luego revender su participación.

En 2011, la cuasi quiebra de Bankia obligó al gobierno a nacionalizarla, y precipitó un rescate europeo del sector bancario español, muy fragilizado por el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008.

El nombre de Bankia está ligado a numerosos escándalos, desde su desastrosa salida a bolsa en 2011 hasta un caso de desvío de fondos por parte de sus directivos, por el que su ex director Rodrigo Rato, también ex director gerente del FMI, comparece actualmente ante la justicia.