Ignacio González pasa la noche en el calabozo de Tres Cantos y se niega a declarar


  • El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, fue trasladado la pasada noche por agentes de la Guardia Civil a la Unidad de Detenidos de la Comandancia de la localidad madrileña de Tres Cantos.

  • Allí ha pasado la noche después de que agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de este cuerpo registraran cinco horas su despacho. Pasará a disposición judicial tras negarse a declarar.

Aguirre admite que la detención de González es un "mazazo": "Si es inocente me conmueve el calvario que va a pasar"

Aguirre admite que la detención de González es un "mazazo": "Si es inocente me conmueve el calvario que va a pasar" MADRID | EUROPA PRESS

Ignacio González  está viviendo sus horas más amargas. Su madrina política, Esperanza Aguirre, se ha puesto en su piel y ha señalado que si es inocente (ya no lo asegura) va a vivir todo un calvario. La familia de González ya ha dejado claro que lo está viviendo y se siente traicionado. 

El que fuera uno de los hombres fuertes del PP en Madrid vió ayer cómo era detenido dentro de la Operación Lezo y cómo su despacho era registrado por orden del juez Velasco. El domicilio del político también fue registrado. La investigación intenta esclarecer la gestión del Canal de Isabel II, que desde hace años levantó sospechas. Diez horas de registro han acabado con González en el calabozo de Tres Cantos. Posteriormente se ha negado a declarar y pasará a disposición judicial.

Ignacio González salió de su domicilio a las 19:20 horas en un coche que formaba parte de una comitiva de seis automóviles de la Guardia Civil, unos camuflados y otros coches patrullas de la Benémerita. Unos 20 minutos antes había salido de la casa su abogado, quien comunicó escuetamente a los periodistas que había concluido el registro del domicilio.

El hermano y el cuñado de González, detenidos

Entre los doce detenidos en total de la operación se encuentra, además del exjefe del Gobierno regional y presidente del Canal Isabel II entre 2003 y 2012, su hermano Pablo González y un cuñado, José Juan Caballero, todos ellos como presuntos integrantes de un entramado familiar que se habría servido de la cercanía con Ignacio González para desviar fondos de operaciones llevadas a cabo a través de la empresa pública de aguas.

La investigación se centra en lacompra fraudulenta de filiales en Iberoamérica y también en otras operaciones sospechosas relacionadas con la venta de suelo propiedad de la empresa de aguas de Madrid. En una de esas operaciones intervino como promotor José Juan Caballero. Se trata de la construcción del parque deportivo de golf en Chamberí, que se encuentra a escasos metros de la sede central del Canal Isabel II en Santa Engracia en la que se ha personado este miércoles la Guardia Civil.

José Juan Caballero es cuñado de Ignacio González y figura, según los investigadores, en el círculo de personas de confianza del expresidente de la Comunidad de Madrid. Las obras y la explotación del campo de golf en Chamberí fueron adjudicadas durante su etapa como máximo responsable en el Canal a empresas temporales dirigidas por un entramado familiar en el que figuran el hermano y el cuñado de González.

La UCO desplegó bajo la coordinación del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco un amplio operativo desde las ocho de la mañana. Se han practicado más de 30 registros, principalmente en Madrid, aunque también se han realizado en empresas y domicilios situados en Valencia.

Duras acusaciones

El juez acusa a los doce detenidos de ocho diferentes delitos de corrupción: prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios. Entre las empresas a las que se ha requerido información figuran Mercasa, de la que es directivo Pablo González, y Subastas Segre, de la que es propietaria la mujer de Ignacio González, Lourdes Cavero.

Durante la tarde del miércoles, agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil entregaron también en la Audiencia Nacional más de una decena de cajas con documentación incautada durante el registro de las sedes de la empresa de ingeniería y servicios Auditel y de Urbaser, que pertenece al grupo ACS.