Correa llega al TSJM para testificar ante el juez Pedreira por primera vez

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El supuesto cerebro de la trama de corrupción del 'caso Gürtel', Francisco Correa, llegó hoy a las 11.05 horas al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para testificar por primera vez ante el magistrado Antonio Pedreira.

Correa acudió a las dependencias judiciales en un Seat León oscuro, acompañado de policías, y entró directamente al garaje para evitar ser captado por las cámaras del medio centenar de periodistas apostados a las puertas del TSJM. No obstante, fuentes jurídicas indicaron previamente que Correa iba a ser trasladado en ambulancia, debido a los episodios de ansiedad que había sufrido el detenido en los últimos tiempos.

Antes de declarar, el cabecilla de la supuesta red corrupta se someterá a un reconocimiento forense para comprobar si está capacitado para prestar declaración por su presunta implicación en la trama.

El supuesto 'cerebro' de la trama corrupta destapada por el 'caso Gürtel' declarará hoy ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dos meses y medio después de ingresar en prisión por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón al imputarle delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias.

Correa será el cuarto imputado que declare ante el magistrado Antonio Pedreira después de que el Tribunal de Madrid aceptara el 31 de marzo asumir la competencia del caso. El diputado regional Alfonso Bosch, el ex viceconsejero Carlos Clemente y el abogado Santiago Lago comparecieron ayer ante el instructor por participar en la trama corrupta y por los delitos de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad.

Garzón envió el pasado 12 de febrero a prisión al cabecilla de la red corrupta de empresas por liderar un grupo organizado que creó un entramado de empresas para nutrirse de fondos públicos a través de sobornos a funcionarios y autoridades de administraciones vinculadas al PP de Madrid y Valencia.

Según el juez, con el objetivo de "mover voluntades de quienes tenían responsabilidades en las áreas que coincidían con sus intereses económicos", los miembros de la trama les entregaban "regalos, presentes y cantidades de dinero". De esta forma, lograban "obtener contratos, eventos y actividades en detrimento de otras personas o empresas que no utilizaban las mismas prácticas".

Garzón estimó "indiciariamente acreditado" la defraudación fiscal, el movimiento de dinero en el extranjero y la existencia de un entramado de sociedades que colocaba fondos en paraísos fiscales. "Para disfrazar tanto las contabilidades como la operativa del grupo o las dádivas entregadas", según Garzón, los miembros de la trama "no dudaron en alterar y falsificar documentos, esencialmente facturas comerciales".