El PP, a la espera de "la situación procesal" de la concejal de Palma detenida, para ver si aplica el código ético


PALMA DE MALLORCA|

El PP ha informado este miércoles de que está a la espera de que se aclare "la situación procesal" de la ex concejal de Función Púlbica del Ayuntamiento de Palma de Mallorca, Irene San Gil, que ya ha puesto su cargo a disposición del partido, para ver si aplica su código ético y acepta su renuncia.

Así lo han confirmado fuentes del partido a Europa Press, que han explicado que San Gil habló ayer con la presidenta del Comité de Derechos y Garantías, Núria Riera, y puso su cargo -es vocal en este mismo comité- a disposición de la formación.

Así, si finalmente no se le levantasen los cargos, cosa que podría pasar este mismo día, se le aplicaría el código ético y se le daría de baja del PP, según han explicado estas mismas fuentes.

Sangil fue detenida el lunes y puesta en libertad el mismo día en el marco de una nueva operación anticorrupción por presuntas irregularidades en la gestión del servicio para la ordenación y regulación del aparcamiento (ORA) en Palma.