Decretan fianza de 60.000 euros para uno de los abogados acusados de blanqueo

  • Marbella (Málaga), 28 may (EFE).- El juez ha decretado prisión eludible bajo una fianza de 60.000 euros para uno de los abogados detenidos en una operación contra el blanqueo de capitales con ramificaciones en la Costa del Sol, Londres y Gibraltar, mientras que otros cuatro han quedado en libertad sin fianza.

Marbella (Málaga), 28 may (EFE).- El juez ha decretado prisión eludible bajo una fianza de 60.000 euros para uno de los abogados detenidos en una operación contra el blanqueo de capitales con ramificaciones en la Costa del Sol, Londres y Gibraltar, mientras que otros cuatro han quedado en libertad sin fianza.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella (Málaga), Gonzalo Dívar, imputa a todos ellos los delitos de blanqueo de capitales y contra la hacienda pública, según han informado a Efe fuentes judiciales.

El letrado al que el juez ha impuesto la fianza, J.J.G.C., no ha abonado dicha cuantía, por lo que ha sido trasladado por la Guardia Civil para ingresar en prisión después de prestar declaración ante el magistrado que instruye el caso.

Cuatro de los cinco abogados encausados en este proceso judicial fueron detenidos el pasado martes y conducidos esta mañana a los Juzgados de Marbella, mientras que el otro ha comparecido hoy como imputado ante el juez, según las mismas fuentes.

Todos han permanecido más de diez horas en las dependencias judiciales de la ciudad malagueña, instalaciones que han abandonado pasadas las ocho de la tarde los cuatro letrados (M.T.C.M, M.T.M, S.R. y M.G.) que han quedado en libertad bajo fianza, con la obligación de comparecer en los juzgados una vez al mes.

En la operación desarrollada por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción de Málaga se han realizado registros en dos despachos de abogados de Málaga, uno de Gibraltar y otro en la capital británica que actuaba como "casa matriz de la red".

La organización creaba empresas superpuestas en Gibraltar y en las Islas Vírgenes que recaudaban dinero procedente de la compraventa de bienes inmuebles en la Costa del Sol, según fuentes de la investigación.

De este modo, la red dirigida por un abogado afincado en Londres pero que tuvo despacho en Marbella defraudaba al fisco importantes cantidades de dinero, según las mismas fuentes.