El CGPJ acuerda que De Urquía pierda su plaza en el juzgado 2 de Marbella

  • Madrid, 16 abr (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado hoy que el juez Javier De Urquía pierda el destino que ocupaba en el Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella (Málaga) después de que el Tribunal Supremo le haya condenado a 21 meses de suspensión por cohecho.

Madrid, 16 abr (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado hoy que el juez Javier De Urquía pierda el destino que ocupaba en el Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella (Málaga) después de que el Tribunal Supremo le haya condenado a 21 meses de suspensión por cohecho.

Así lo ha decidido la Comisión Permanente del CGPJ, reunida hoy para proceder a la ejecución de la sentencia del Alto Tribunal, según ha informado el órgano de gobierno de los jueces, que incluirá dicha plaza en el próximo concurso de traslado entre magistrados.

El Supremo ha absuelto a De Urquía de un delito de prevaricación, por el que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) le había condenado a una multa de 36.000 euros, y ha confirmado que es autor de un delito de cohecho.

Por este último delito el TS ha condenado al juez a 21 meses de suspensión de su cargo de magistrado y multa de 73.800 euros, en lugar de a los dos años de prisión, los siete de inhabilitación para cargo público y la misma multa que le impuso el TSJA.

Por su parte, el ex asesor urbanístico del consistorio marbellí Juan Antonio Roca -al que el Tribunal Superior condenó a un año de cárcel y 73.800 euros de multa- sólo deberá pagar 36.900 euros de multa.

En su sentencia, el Supremo justifica la reducción de la pena en el hecho de que aunque ha quedado probado que De Urquía pidió dinero a Roca para pagar la entrada de una vivienda a cambio de un trato favorable en asuntos judiciales, al haberse anulado la condena por prevaricación -es decir, haber estimado que no hubo tal trato de favor- la pena debe ser menor.

Según los hechos declarados probados por la sala de lo civil y penal del TSJA, en los primeros meses del año 2006, De Urquía, que quería comprar una vivienda en la Urbanización Azalea Beach de Marbella, encargó a su amigo el empresario francés Arnaud F.A. -que fue absuelto- que le buscara un abogado para redactar los documentos para adquirir el inmueble.

Antes del 16 de marzo de ese año, De Urquía pidió dinero a Roca, quien previamente había aceptado el encargo del empresario, para abonar la cantidad que se le exigía a la firma del contrato de compraventa de la vivienda, "a cambio de un trato favorable en asuntos judiciales".

Para favorecerle, según la sentencia del TSJA, el magistrado dictó un auto por el que accedía a la petición del ex asesor marbellí de suspender cautelarmente la emisión de un programa televisivo alusivo a distintas actividades de Juan Antonio Roca, "sin diligencia probatoria alguna".

Según la sentencia, Roca entregó a De Urquía 73.800 euros, justo el dinero necesario para la firma del contrato de compraventa, al día siguiente de que el magistrado admitiera a trámite la querella sobre el reportaje presentada por Roca en su Juzgado y estimara su petición de suspensión cautelar de la emisión.

De Urquía está suspendido cautelarmente por el CGPJ por otra causa penal abierta que actualmente instruye el TSJA por supuestos delitos de cohecho y prevaricación.