Detenida una mujer por ocultar la muerte de su marido para estafar 26.000 euros a la Seguridad Social


SEVILLA|

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a una mujer de 67 años, identificada como A.M.G., por simular que su marido difunto aún seguía con vida con la intención de defraudar a la Seguridad Social y seguir cobrando una prestación económica que el fallecido disfrutaba en vida.

La mujer, que llegó a falsificar la firma de su marido en documentación bancaria y de las administraciones públicas, mantuvo el engaño durante cinco años --desde 2010 hasta 2015--, lo que le permitió obtener de manera fraudulenta más de 26.000 euros, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado de prensa.

La investigación se inició a raíz de una denuncia interpuesta por las autoridades públicas competentes en políticas sociales de la provincia de Sevilla en la que se ponía en conocimiento de la Policía un posible fraude a la Seguridad Social por cobro fraudulento de una pensión durante cinco años.

Las sospechas se centraron sobre una mujer de 67 años que ocultó a la Administración Pública el fallecimiento de su marido en el año 2010 para seguir cobrando la prestación económica que éste percibía en vida, engaño que habría mantenido hasta el año 2015, cuando se detectaron algunas irregularidades.

Tras conocer esta información inicial, los agentes se centraron durante las primeras pesquisas en comprobar el fallecimiento de la persona que percibía la pensión, la cual murió a principios de 2010 y de cuya muerte no tuvieron conocimiento los Servicios Sociales en el momento en que se produjo.

A continuación, los agentes enfocaron la investigación en determinar las personas que podrían haber estado percibiendo de manera fraudulenta esta prestación, así como la forma en la que habían podido mantener el engaño durante ese periodo de tiempo sin ser detectados por las autoridades.

De esta forma, los investigadores descubrieron que era la mujer del fallecido quien había estado falsificando, de manera sistemática y tras su muerte, la firma de éste en numerosos documentos públicos y de entidades bancarias con los que había ocultado la muerte de su marido para seguir cobrando la prestación.

Los agentes y los servicios de las administraciones públicas pudieron contabilizar en más de 26.000 euros el fraude, que se mantuvo durante cinco años, desde principios de 2010 hasta el año 2015, por lo que se procedió a la detención de esta mujer por un presunto delito de estafa tras beneficiarse de manera fraudulenta del cobro indebido de esta pensión.

La investigación policial, que se ha llevado a cabo por parte del Grupo de Fraude Fiscal de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla, ha culminado con la puesta a disposición judicial de la detenida, que no contaba con antecedentes policiales previos.