Dos detenidos en Andoain por estafar 87.000 euros mediante la compra de libros a un varón de edad avanzada


SAN SEBASTIAN|

Dos varones, de 34 y 36 años, han sido detenidos en Andoain (Gipuzkoa) acusados de un delito continuado de estafa. Los arrestados habrían engañado a un varón de edad avanzada para que comprara libros por un importe superior a 87.000 euros hasta el punto de que la víctima, tras quedarse sin efectivo, se habría visto obligada a solicitar dinero a entidades de préstamo.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, los hechos se remontan al año 2012 cuando a raíz de la compra de un televisor por parte de la víctima, dos varones se personaron en su domicilio de Andoain y, mediante engaño, lograron que firmara diversos documentos para adquirir libros. Posteriormente, le convencieron para que siguiera adquiriendo nuevas colecciones durante los siguientes cinco años.

De esta forma, los estafadores habrían obtenido hasta el momento unos réditos de 87.000 euros, que la víctima les iba abonando en metálico en las visitas que efectuaban a su domicilio. La situación habría llevado a la víctima a quedarse sin fondos en su cuenta bancaria, viéndose obligada a solicitar créditos a entidades de préstamos.

En su último contacto con la víctima, de forma telefónica, los estafares le indicaron que no podían desplazarse hasta su domicilio para cobrar en mano, por lo que debía realizar una transferencia de 5.000 euros a un número de cuenta. Al ponerse en contacto con su entidad financiera para realizar dicha gestión, los gestores del banco le comunicaron que podría estar siendo víctima de una estafa y le recomendaron denunciar el hecho ante la Ertzaintza.

Presentada la denuncia, agentes adscritos a la comisaría de Hernani iniciaron las averiguaciones pertinentes al objeto de identificar a los dos estafadores. La investigación se ayudó de dispositivos de control y vigilancia establecidos en las inmediaciones del domicilio de la víctima.

El pasado jueves, se localizó a los dos sospechosos y se procedió a su detención. Se trata de dos varones, de 34 y 36 años de edad. Ambos han sido puestos a disposición judicial acusados de un presunto delito continuado de estafa y falsedad documental, dado que la empresa proveedora de los productos que ofertaban había cesado su actividad.