La dueña de la más lujosa boutique brasileña será juzgada en libertad

  • Sao Paulo, 27 mar (EFE).- La empresaria Eliana Tranchesi, dueña de Daslú, la más lujosa boutique de Brasil, recobró hoy la libertad después de un día de arresto tras la sentencia inicial de un juzgado que la condenó a 94 años por delitos de contrabando, concierto para delinquir, evasión fiscal y falsedad ideológica.

La dueña de la más lujosa boutique brasileña será juzgada en libertad

La dueña de la más lujosa boutique brasileña será juzgada en libertad

Sao Paulo, 27 mar (EFE).- La empresaria Eliana Tranchesi, dueña de Daslú, la más lujosa boutique de Brasil, recobró hoy la libertad después de un día de arresto tras la sentencia inicial de un juzgado que la condenó a 94 años por delitos de contrabando, concierto para delinquir, evasión fiscal y falsedad ideológica.

La Secretaría de Administración Penitenciaria de Sao Paulo informó que Tranchesi dejó este viernes la cárcel femenina de Carandirú después que los magistrados Og Fernandes, del Supremo Tribunal de Justicia (STJ), y Luiz Stefanini, del Tribunal Federal Regional, aceptaron un pedido de "habeas corpus" de la defensa.

El hermano de Tranchesi y ex director financiero de la boutique, Antonio Carlos Piva de Albuquerque, y el empresario Celso de Lima también recobraron la libertad y abandonaron el Centro de Detención Provisional de Pinheiros, en Sao Paulo.

Tranchesi, de 53 años, y los otros dos empresarios habían sido detenidos el jueves en Sao Paulo y ahora responderán al proceso judicial en libertad provisional.

La sentencia condenatoria de Tranchesi fue emitida por la jueza María Isabel do Prado, de la Segunda Sala de Justicia Federal de Guarulhos, en el área metropolitana de Sao Paulo, y notificada al Ministerio Público.

La alta pena impuesta a Tranchesi en un país donde el período máximo que una persona puede pasar en al cárcel es de 30 años se debe a que en opinión de la jueza, los delitos de los que se le acusa se cometieron varias veces y, en el caso del contrabando por vía aérea, la sentencia se dobla.

Tranchesi, miembro de la alta sociedad de Sao Paulo, ya había sido detenida en julio de 2005 y liberada al poco tiempo, durante la primera parte de la investigación en su contra por delitos contra el fisco, en particular por la subfacturación de prendas y artículos de lujo importados.

La justicia comenzó a investigar a Tranchesi en el año 2004 y al año siguiente, cuando su nueva tienda acababa de abrir las puertas en Sao Paulo, se produjo su primera detención.

La tienda Daslu fue inaugurada en junio de 2005 con toda la pompa y con los armarios llenos de ropas y accesorios de lujo de marcas como Chanel, Prada, Louis Vuitton, Christian Dior, Giorgio Armani, Gucci, Hugo Boss, Dolce & Gabbana, Valentino, Burberry, Tod's, Ermenegildo Zegna y Banana Republic, entre otras.

En el 2006, la boutique había sido multada por 237 millones de reales (unos 105,3 millones de dólares) por evasión de impuestos.

La empresaria, que está sometida a un tratamiento de quimioterapia para combatir un cáncer de pulmón, fue enviada de manera provisional al presidio femenino de Carandirú, en Sao Paulo.