Tribunales.- Roca se ratifica en sus declaraciones anteriores y niega delitos fiscales

MARBELLA (MÁLAGA), 30 (EUROPA PRESS) El presunto cerebro del caso 'Malaya', Juan Antonio Roca, volvió hoy a negar delitos fiscales por los que se le procesa, a través de sociedades en Suiza, según informaron desde su defensa, al tiempo que señalaron que se ratificó en las declaraciones prestadas en relación a una pieza separada denominada 'operación Crucero Banús' que, tras el último auto de procesamiento del caso 'Malaya', contra la corrupción municipal, se han unido a la causa principal. Roca fue trasladado a los juzgados marbellíes desde la cárcel granadina de Albolote, donde se encuentra encarcelado y llegó pasadas las 09.30 de la mañana al Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, para comparecer ante el instructor del caso, Óscar Pérez, que le citó para las indagatorias el pasado día 17 de este mes, aunque tuvo que ser aplazada, por problemas de salud. Con el nuevo auto de procesamiento, el magistrado amplió el procesamiento de Roca por delitos fiscales, a los que se sumaron por nuevos hechos investigados delitos de blanqueo de capitales, tráfico de influencia, cohecho, fraude, prevaricación e inducción a la falsificación. Durante 45 minutos que duró su declaración indagatoria ante el juez, Roca se ratificó en lo testificado anteriormente y "modificó algunos extremos en cuanto a algunos asuntos del auto que no estaban bien recogidas", aseguró la defensa, que apunto en declaraciones a Europa Press que el ex asesor de urbanismo realizó puntualizaciones en cuanto a su declaración que no se encontraban recogidas en el auto de procesamiento. Según la instrucción, Roca, con una participación del 15 por ciento, formaba de la sociedad de nacionalidad suiza, Lispag A.G., junto al ex teniente de alcalde de Marbella (Málaga) y mano derecha de Jesús Gil, Pedro Román; el ex policía Florencio San Agapito y el abogado Juan Hoffmann. En 2002, la empresa vendió el 90 por ciento de las participaciones que tenían en la sociedad Yambali 2000, lo que supuso un beneficio para Roca de 969.803 euros por los que no pagó IRPF, según el informe, en el que se dice que el ex asesor de Urbanismo dejó de ingresar 465.505. Además, según el informe de la Agencia Tributaria en la que se basa el auto de procesamiento, a Roca se le trasfirieron a una fundación en Liechtenstein más de dos millones de euros. Tras prestar declaraciones indagatorias ante el juez durante 45 minutos, Roca permaneció en dependencias judiciales durante seis horas más para mantener un encuentro con el administrador judicial de casi una veintena de sus empresas para obtener información de las últimas sociedades intervenidas, reunión en la que se dio cuenta a la propiedad de cómo están funcionando. Con esta comparecencia terminaron las declaraciones indagatorias derivadas del nuevo auto de procesamiento dictado a principios de este mes por el instructor de la causa, en el que procesó a 17 nuevas personas y amplió imputaciones a otras, como Roca y el ex alcalde marbellí Julián Muñoz, que ya estaban procesadas. Tras esta resolución, son 103 los procesados por este caso.