El internauta condenado a cárcel por compartir archivos con ánimo de lucro asegura que pactó esta sentencia

El internauta condenado a cárcel por compartir archivos con ánimo de lucro asegura que pactó esta sentencia

El internauta condenado a cárcel por compartir archivos con ánimo de lucro asegura que pactó esta sentencia

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La sentencia firme y sin posibilidad de recurso por vía penal contra un internauta por compartir archivos por Internet mediante redes P2P fue pactada entre la acusación y la defensa para evitar la vía civil y los consecuentes costes económicos para el demandado, según anuncia el propio condenado en su blog personal.

En la última entrada de esta web, este internauta explica que la sentencia fue resultado de un acuerdo previo entre los abogados demandantes y el abogado defensor con el fin de ajustar la compensación económica por daños y perjuicios que podía derivarse en la vía civil.

Además de declararse culpable, el condenado tenía la obligación de aceptar la sanción que se le imponía y no recurrir la sentencia. "La decisión de aceptar el acuerdo se tomó por recomendación de mi abogado, en primer lugar para ajustar a unas cifras 'asequibles' la compensación económica por daños y perjuicios, y en segundo lugar para evitar las costas económicas y la posible repercusión personal que podría tener un pleito que se alargara en el tiempo", ha detallado el condenado.

El internauta matiza en su 'post' que la demanda interpuesta por Asociación de Editores y Desarrolladores de Software de Entretenimiento (aDeSe) y la Unión Videográfica Española (UVE) se debió a el intercambio de archivos sujetos a derechos de autor "con un supuesto ánimo de lucro".

En su mensaje, el condenado espera que esta sentencia "no tenga repercusión en otros juicios contra webmasters que todavía están en curso". "Me gustaría animar a todos ellos a luchar y defender los intereses de todos los internautas".

Según avanzó el pasado 10 de abril 'El País', A.G.L., de 22 años y que responde al nick Kuve, fue condenado a seis meses de prisión y al pago de 4.900 euros como compensación a las asociaciones anteriormente citadas por compartir archivos sujetos a derechos de autor con ánimo de lucro.