El jefe torturador del Jemer Rojo asegura que revelará detalles de la matanza

  • Phnom Penh, 6 abr (EFE).- El jefe torturador del Jemer Rojo, Kaing Guek Eav, alias "Duch", se comprometió hoy ante el tribunal internacional para el genocidio de Camboya, a revelar los detalles de las torturas que ordenó aplicar a las miles de víctimas que pasaron por las tres prisiones que dirigió.

El jefe torturador del Jemer Rojo asegura que revelará detalles de la matanza

El jefe torturador del Jemer Rojo asegura que revelará detalles de la matanza

Phnom Penh, 6 abr (EFE).- El jefe torturador del Jemer Rojo, Kaing Guek Eav, alias "Duch", se comprometió hoy ante el tribunal internacional para el genocidio de Camboya, a revelar los detalles de las torturas que ordenó aplicar a las miles de víctimas que pasaron por las tres prisiones que dirigió.

Duch compareció ante el tribunal para ser interrogado por los fiscales sobre su rol como responsable de la prisión M-13, montada por el Jemer Rojo durante la guerra civil y antes de que en abril de 1975, sus fuerzas entraran victoriosas en la capital, Phom Penh.

De acuerdo a las investigaciones efectuadas por el Centro de Documentación del Genocidio de Camboya, cerca de 200.000 pasaron la cárcel M-13 y por otra que Duch dirigió poco después y denominada M-99, ambas situadas lejos de frente, en Kompomg Speu, a 100 kilómetros al oeste de la capital.

"Voy a escribir un documento acerca de los crímenes que cometí durante aquel tiempo y citaré los nombres de aquellos que estuvieron implicados. Fue una actividad cruel que voy a revelar", dijo el acusado durante la vista.

La pasada semana durante la primera fase del juicio, Duch, acusado de crímenes de guerra, contra la humanidad, asesinato premeditado, y tortura, pidió de nuevo perdón y aceptó su implicación en el genocidio.

El juez Nil Noon apuntó que la confesión de Duch en torno a su etapa como jefe de la prisión M-13, era necesaria para conocer su personalidad y el poder de decisión que le confirió la cúpula del Jemer Rojo.

Duch, también comandante de la prisión del Tuol Sleng, en la que fueron recluidas unas 14.000 personas antes de ser asesinadas o ejecutadas en el campo de exterminio de Choeung Ek, a las afueras de Phnom Penh, es el Jemer Rojo de menor rango de entre los cinco que han sido encarcelados y acusados por su implicación en el genocidio.

Las autoridades camboyanas detuvieron a Duch en mayo de 1999, casi un año después de la muerte de Pol Pot, el máximo dirigente de la organización ultranacionalista y radical.

Duch, el único de los cinco acusados que ha admitido su culpabilidad, sostiene que obedeció las ordenes que recibió del que fuera ministro de Defensa del Jemer Rojo, Son Sen, asesinado por orden de Pol Pot en 1997, y de Nuon Chea, el "numero dos" de la organización y el próximo que será juzgado.

Además de Duch y Nuon Chea, también están encarcelados Khieu Samphan, presidente de Kampuchea Democrática durante el régimen del Jemer Rojo; Ieng Sary, que fuera ministro de Asuntos Exteriores; y la esposa de este último, Ieng Thirith, quien ocupara por entonces la cartera de Asuntos Sociales.

El Jemer Rojo gobernó Camboya desde abril de 1975 hasta enero de 1979, periodo en el que 1,7 millones de personas murieron en las purgas y deportaciones masivas en condiciones infrahumanas ordenadas por la cúpula de la organización.