El tribunal para S.Leona recibe financiación suficiente para evitar la excarcelación de Charles Taylor

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El tribunal especial para Sierra Leona ha recibido seis millones y medio de dólares en nuevas contribuciones internacionales, cantidad suficiente, según el secretario judicial Herman von Hebel, para evitar la bancarrota que podría haber supuesto la excarcelación del ex presidente de Liberia Charles Taylor, acusado por este tribunal de crímenes de guerra.

El pasado marzo el tribunal advirtió de que los fondos con los que cuenta se acabarían a finales de este mes, por lo que manifestó su preocupación de que el juicio contra Taylor se aplazaría o suspendería.

El fiscal del tribunal, Stephen Rapp, alertó de que "podría tener las mejores pruebas del mundo, podría ejercer la acusación más dura", pero si la corte se quedaba sin fondos, "tendría que dejar marchar a los acusados". "No puedes tener si no cuentas con los recursos para acabar el juicio. No quiero que eso ocurra", añadió.

Pero las últimas donaciones recibidas permitirán al tribunal continuar funcionando hasta junio, explicó Von Hebel, y se espera que lleguen más contribuciones en los próximos meses. El tribunal ha anunciado que necesita 28 millones de dólares para este año.

Sin embargo, muchos sierraleonenses critican la cantidad de fondos que se gasta el tribunal en un país con altos índices de pobreza. "Mi familia entera se desplazó durante la guerra. Necesitaba dinero para construir una casa nueva, para enviar a mis hijos al colegio, para alimentar a mi familia, y estamos viviendo en la pobreza. ¿Cuál ha sido el objetivo de todo este gasto? ¿Por qué (el tribunal) necesita más dinero?", explicó a IRIN Alison Turay, que vive en una barriada marginal en la capital del país, Freetown.

Las víctimas del conflicto que viven en Makeni, localidad situada a 120 kilómetros al este de Freetown, declararon a IRIN que aunque apoyan el trabajo del tribunal especial, los programas para ayudar a los sierraleonenses a recuperar sus vidas no pueden pasarse por alto.

Hasta 100.000 supervivientes de la guerra --entre las que se encuentran personas con miembros amputados, víctimas de violencia sexual, viudas y niños-- tienen que recibir todavía una compensación. La Comisión Nacional de Acción Social, que se encarga del programa de reparación, cuenta con menos de 3,5 millones de dólares para el periodo 2009-2010, mucho menos de los 14 millones que necesitaría.

MÉTODO DE FINANCIACIÓN DEL TRIBUNAL

A diferencia de los tribunales internacionales para Ruanda y la antigua Yugoslavia, que están financiados por los miembros de Naciones Unidas, los fondos que recibe el de Sierra Leona, el primero de carácter mixto (con colaboración nacional e internacional), son voluntarios.

El mandato de este tribunal también es limitado, que juzga a "personas que tuvieron gran responsabilidad en las graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario y de la ley de Sierra Leona" desde 1996 hasta el final de la guerra civil, en enero de 2002.

Un total de 13 personas han sido imputadas. A diferencia de los demás, Taylor está siendo juzgado en La Haya por motivos de seguridad. Está acusado de crímenes de guerra y contra la Humanidad al financiar presuntamente la guerrilla sierraleonense, responsable de atrocidades cometidas contra millones de personas.

Von Hebel espera que el juicio contra el ex presidente liberiano termine a finales de este año y que la sentencia y las posteriores apelaciones se irán conociendo a lo largo de 2010.