Israel rechaza las acusaciones de que usó bombas de fósforo en zonas urbanas de Gaza

  • Jerusalén, 25 mar (EFE).- El Ejército israelí niega que sus fuerzas usaran bombas de fósforo contra objetivos civiles en la franja palestina de Gaza, según un comunicado difundido hoy, miércoles.

Human Rights Watch denuncia que Israel cometió "crímenes de guerra" en Gaza

Human Rights Watch denuncia que Israel cometió "crímenes de guerra" en Gaza

Jerusalén, 25 mar (EFE).- El Ejército israelí niega que sus fuerzas usaran bombas de fósforo contra objetivos civiles en la franja palestina de Gaza, según un comunicado difundido hoy, miércoles.

"La denuncia de que bombas de humo (que contengan fósforo) hayan sido empleadas de forma indiscriminada o para amenazar a la población civil no tiene fundamento", se afirma en un comunicado militar publicado horas después de que la organización Human Rights Watch presentara un informe de denuncia al respecto.

Según la nota, el Ejército israelí investiga desde hace algún tiempo reclamaciones en ese sentido y aunque la investigación prosigue "es posible concluir a estas alturas que el uso de bombas de humo se hizo de acuerdo con el derecho internacional".

Se trata de unos proyectiles de uso táctico para crear cortinas de humo en zona de guerra, pero que el derecho de guerra prohíbe en zonas habitadas por civiles.

En un informe difundido esta tarde Humans Right Watch asegura que durante la ofensiva militar llevada a cabo en Gaza entre los pasados 27 de diciembre y 18 de enero el Ejército israelí cometió crímenes de guerra al emplear este tipo de arma en zonas pobladas.

También asegura que causaron la muerte a un número indeterminado de personas como consecuencia del fósforo blanco, que causa problemas respiratorios y quemaduras y están prohibidos por ser bombas incendiarias.

Pero según el Ejército israelí, los proyectiles de 155 milímetros que propagan la cortina de humo no se consideran "bombas incendiarias" según el Tercer Protocolo de la Convención sobre Prohibiciones o Restricciones del Empleo de Ciertas Armas Convencionales (CCW, según sus siglas en inglés).

"El Estado de Israel no es firmante de ese protocolo sin embargo, en cualquier caso, el documento no prohíbe el uso de proyectiles de humo para crear pantallas" en el campo de batalla, sostiene el comunicado israelí.