Liberados los cuatro generales detenidos por la muerte de Hariri

Liberados los cuatro generales detenidos por la muerte de Hariri

Liberados los cuatro generales detenidos por la muerte de Hariri

AMSTERDAM/BEIRUT (Reuters) - El Tribunal Especial de la ONU para el Líbano ordenó el miércoles la liberación de cuatro generales pro-sirios detenidos en ese país desde 2005 por el asesinato del ex primer ministro Rafik al Hariri.

El tribunal, que dijo que la orden debería tomar efecto inmediatamente, entregó su fallo después de que el fiscal, Daniel Bellemare, hubiera pedido la liberación de los generales.

Las autoridades libanesas pusieron más tarde en libertad a los hombres, incluido el general Jamil al Sayed, que recibió una bienvenida de héroe a su regreso a casa desde la prisión de Roumieh, al noreste de Beirut. Estaban detenidos desde el 30 de agosto de 2005.

En Beirut hubo celebraciones con disparos cuando el juez internacional anunció la decisión. Los partidarios de los generales también dispararon sus rifles al aire en sus localidades natales.

Las autoridades libanesas habían retenido sin cargos durante casi cuatro años a los cuatro hombres, que estaban al mando de los cuerpos de seguridad pro-sirios en Líbano en el momento de la muerte de Hariri.

El presidente Michel Sleiman, en declaraciones a periodistas en Londres, dijo: "Todos los libaneses son unánimes en estar de acuerdo con la decisión del tribunal. Yo personalmente me siento a gusto".

"La decisión refleja que el tribunal está procediendo de una forma lógica, transparente y no politizada. Y esto permitirá que siga la investigación para establecer la verdad sobre la muerte del primer ministro", afirmó.

La liberación de los generales será vista con un revés a la alianza política anti-Siria semanas antes de las elecciones parlamentarias del 7 de junio, en la que Hizbolá y otros aliados de Siria esperan superar la estrecha mayoría de sus oponentes.

Sin embargo, no es muy probable que afecte al resultado de forma significativa.

FALTA DE PRUEBAS

El fiscal Bellemare dijo en su demanda al tribunal que la valoración de las pruebas no había dado suficientes datos creíbles para justificar las acusaciones debido a la inconsistencia en las declaraciones de testigos potencialmente claves y por la falta de pruebas corroborantes.

No quedó inmediatamente claro si el fiscal intentaría implicar a los generales en otra etapa.

Hariri y otras 22 personas murieron después de que un suicida hiciera estallar un camión bomba en Beirut el 14 de febrero de 2005. Algunos políticos libaneses, incluido el hijo del político fallecido, Saad al Hariri, han culpado del atentado a la vecina Siria.

Siria lo ha negado, pero la muerte causó un clamor internacional que obligó a poner fin a su presencia militar de 29 años en Líbano.

El tribunal con sede en La Haya, establecido por Naciones Unidas, comenzó a trabajar en marzo.