Obama revive los polémicos tribunales militares de Guantánamo

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha revivido el sistema de juicios militares de Guantánamo para sospechosos internacionales de terrorismo, enfadando a quienes entre sus partidarios lo acusan de romper su promesa de terminar con las polémicas cortes.

Obama dijo que las comisiones se reiniciarán como una opción para juzgar a prisioneros en la base estadounidense situada en Cuba después de que se realicen varios cambios en las reglas de los procesos, incluyendo prohibir las declaraciones obtenidas bajo interrogatorios crueles.

"Estas reformas comenzarán a reestablecer las comisiones como un foro legitimo para los procesos, mientras se les trata en línea con la ley", dijo Obama, que se había opuesto al Acta de Comisiones Militares instaurada durante la Administración de George W. Bush.

El portavoz del Pentágono Bryan Whitman dijo a periodistas que Obama "está decidido a reformar las comisiones militares como un formato posible junto a las cortes federales para juzgar a detenidos en Guantánamo".

Grupos de derechos humanos, que han sido grandes críticos del trato de Washington a sospechosos internacionales de terrorismo, comenzando con su detención en Guantánamo, rechazaron la idea de que los tribunales puedan ser reformados.

Amnistía Internacional acusó a Obama, que asumió su cargo en enero, de romper una de sus grandes promesas de campaña.

El investigador del grupo en Estados Unidos, Rob Freer, dijo que "ni un montón de ajustes en las reglas podrían arreglar este sistema desacreditado".

"Estas comisiones militares son inherentemente ilegítimas, inconstitucionales e incapaces de entregar resultados en los que podamos confiar. Reformar las reglas de estos tribunales fallidos para que puedan proveer 'un debido proceso' es absurdo", dijo Anthony Romero de la Unión de Libertades Civiles.

La decisión fue la segunda en menos de una semana que ha molestado a los partidarios de Obama, que creyeron en su promesa de campaña de rechazar la legislación que establece las comisiones militares, llevando a un fin de los juicios por crímenes de guerra de Guantánamo.

Obama, un demócrata que ha hecho varios cambios en las políticas de seguridad e internacional de su predecesor, prometió cerrar la prisión de Bahía de Guantánamo para 2010.

La prisión fue creada en 2002 en una base estadounidense en Cuba para albergar a prisioneros extranjeros en la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo que declaró Bush después de los ataques del 11 de septiembre.

Obama cambió esta semana una decisión previa y anunció que buscaría evitar la difusión de fotografías que muestran supuestos abusos a prisioneros, diciendo que podrían dañar la imagen de las tropas en el extranjero.