Un sicario canadiense se declara culpable de 27 asesinatos y pide perdón por sus crímenes

OTTAWA, 1 (EUROPA PRESS) El sicario canadiense Gérald Gallant, que cumple cadena perpetua por un asesinato cometido en 2001, se declaró culpable ayer ante un tribunal de Quebec de otros 27 crímenes cometidos durante las últimas tres décadas, con motivo de la guerra de clanes moteros por el control del narcotráfico en la zona. Gallant, de 58 años, pidió perdón por sus actos, entre los que se incluyen otros 12 intentos de asesinato, aunque él mismo reconoció que probablemente no lo recibiría. Al menos ha logrado un acuerdo con las autoridades para mejorar su calidad de vida en la cárcel, donde recibirá 50 dólares al mes por su declaración de culpabilidad y sus acusaciones contra otros once sicarios que supuestamente ordenaron las muertes o participaron directamente en ellas. Diez de estos acusados por Gallant ya fueron arrestados la semana pasada en una operación a gran escala que se extendio desde Montreal hasta la capital provincial, mientras que uno de los señalados sigue en paradero desaparecido. Los hechos que llevan estos días a Gallant a sentarse en el banquillo tuvieron lugar entre los años 1978 y 2003, si bien el único crimen probado data de 2001, cuando asesinó al propietario de un bar de Laurentian e intentó matar a uno de los clientes, según informaciones de la cadena local CBC. El portavoz de la Fiscalía, Martine Bérubé, indicó que la vista de ayer en el tribunal se realizó en medio de una atmósfera muy emotiva, en gran parte por la presencia de familiares de varias víctimas en la sala. "Las familias de las víctimas estaban allí, escuchando la forma en que Gallant cometió las muertes", explicó a la salid del tribunal.