Nueve años de prisión para un funcionario del penal de Villabona (Asturias) por introducir droga en el centro

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS) La sección segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a nueve años de prisión y diez de inhabilitación al funcionario del centro penitenciario de Villabona (Asturias), Luis M.G., por introducir droga en el complejo, según recoge la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press. El funcionario deberá pagar, asimismo, una multa de 25.000 euros. Además, la sentencia establece la pena de siete años para otros dos acusados por el mismo caso, Alejandro B.D., Diego G.G., y Guillermo Antonio G. Q., ambos reclusos del penal, mientras que condena a la hermana del primero, María José B.D, a 4 años de prisión. La Audiencia impone, asimismo, a cada uno de ellos una multa de 14.000 euros. Fue el equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón quienes sometieron a una vigilancia al funcionario de prisiones y, finalmente, el 23 de noviembre de 2006 fue detenido, sobre las 7.35 horas, en las inmediaciones del centro penitenciario de Villabona, cuando se dirigía al mismo a trabajar en su vehículo en el que portaba heroína y pastillas por valor de 14.500 euros. En el juicio, la fiscalía mantuvo que los acusados se dedicaban a la introducción y distribución de sustancias estupefacientes en el centro penitenciario. Dicha actividad la realizaban teniendo cada uno de ellos asignadas las funciones para la distribución de la droga. La Audiencia considera que el funcionario de prisiones se servía de su condición para llevar a cabo su actuación delictiva, aprovechando "las facilidades que para su comisión le brindaba el hecho de poder entrar en el establecimiento penitenciario sin someterse a ningún control". Asimismo, el tribunal le impone la multa de 25.000 euros por introducir "otra serie de sustancia psicotrópicas". En cuanto a la acusada María José B. C., la Audiencia considera como un agravante de su conducta el hecho de que la droga fuese destinada a ser difundida en el Centro penitenciario de Villabona. El tribunal considera "acreditada" la intervención de la mujer en los hechos con un papel "ciertamente relevante, decisivo y trascendente en la cadena de trabajos establecida". En el caso de los otros dos condenados, el tribunal tiene en cuenta el agravante de "reincidencia". Ambos habían sido condenados el 20 de enero de 2005 como responsables de una delito contra la salud pública.