Piden 20 años de cárcel para el presunto asesino de una ecuatoriana en Marbella

  • Málaga (España), 22 mar (EFE).- Un ciudadano rumano, el presunto asesino de una mujer ecuatoriana en la ciudad española de Marbella (Málaga, sur) en 2007, se enfrenta a una pena de veinte años de prisión, según la petición del fiscal en el juicio que se inicia este lunes.

Piden 20 años de cárcel para el presunto asesino de una ecuatoriana en Marbella

Piden 20 años de cárcel para el presunto asesino de una ecuatoriana en Marbella

Málaga (España), 22 mar (EFE).- Un ciudadano rumano, el presunto asesino de una mujer ecuatoriana en la ciudad española de Marbella (Málaga, sur) en 2007, se enfrenta a una pena de veinte años de prisión, según la petición del fiscal en el juicio que se inicia este lunes.

El juicio se celebrará en Málaga. Será un jurado popular el encargado de emitir un veredicto de culpabilidad o no sobre el acusado y, posteriormente, el magistrado presidente dictará sentencia.

Según el escrito del fiscal, el acusado, M.F., de origen rumano, y la víctima, Yadira Mireya P.V., de 25 años, mantuvieron una relación afectiva de pareja durante al menos dos años, aunque no llegaron a convivir juntos.

El presunto asesinato se produjo en la tarde del 22 de octubre de 2007 en el domicilio del procesado cuando éste inició una discusión con ella, "originada exclusivamente por los celos que el acusado sentía".

En el transcurso de la discusión, el procesado, "con la intención de acabar con la vida" de su pareja "y aumentar su sufrimiento de modo totalmente innecesario e injustificado", la golpeó reiteradamente y luego le clavó "despiadadamente" unas tijeras hasta en 33 ocasiones.

El fiscal destaca que el acusado "en ningún momento atendió las reiteradas súplicas que por su vida realizó la joven", que murió por hemorragia aguda.

Tras cometer el crimen, el procesado se dio a la fuga, aunque fue detenido unos días más tarde por la Policía Nacional en Madrid en el interior de un autobús que se dirigía a Rumanía.

El ministerio público considera que el agresor ha incurrido en la circunstancia agravante de parentesco y además de la pena de prisión solicita que indemnice a los herederos con 200.000 euros (274.000 dólares).