Rebajan a casi la mitad las penas por drogas y posesión de armas a tres imputados en un asesinato en Ibiza

TOLEDO, 25 (EUROPA PRESS) El Fiscal rebajó hoy a casi la mitad las condenas para los tres hombres acusados de varios delitos contra la salud pública, depósito de armas, robo con fuerza y falsedad en documento oficial, a consecuencia de la investigación llevada a cabo en relación a un asesinato ocurrido en agosto de 2004 en Sant Joseph (Ibiza), en un chalet ubicado en Illescas (Toledo), donde vivían los tres hombres. Durante una vista rápida celebrada en la Audiencia Provincial, el Ministerio Público decidió modificar el escrito de conclusiones, con el visto bueno de la Defensa de los tres acusados quienes, tras una breve declaración, se reconocieron autores de los delitos que se les imputaban. De esta manera, de los más de 60 años de prisión que pedía el Fiscal en total para todos ellos, redujo la condena a 32 años. Para José Manuel C.P. y Miguel Ángel S.D. el Fiscal disminuyó las penas de 19 años y tres meses que pedía en un principio a 10 años y medio, y para el tercer acusado, Ángel G.C.R., pasó de solicitar 22 años y tres meses de prisión a pedir una pena de 11 años de prisión, ya que también está acusado de un delito de robo de un vehículo. En concreto, los tres hombres se enfrentan a nueve años y un día de cárcel por un delito contra la salud pública y una multa de 1.707.800 euros y a un año de prisión por un delito de depósito de armas. A su vez, José Manuel C.P. y Miguel Ángel S.D. se enfrentan además a seis meses de prisión por un delito continuado de falsedad documental y Ángel G.C.R suma un año más de prisión por el delito de robo de vehículo. La defensa, tras la vista, explicó a los medios de comunicación que este acuerdo es "justo" tanto para el Estado como para los acusados ya que, según indicó, las penas solicitadas eran muy elevadas. Asimismo, sostuvo que en el acuerdo se ha tenido en cuenta el tiempo que llevan en prisión y que nunca ha habido un peligro para la sociedad. En cuanto a la investigación llevada a cabo en relación al asesinato ocurrido en 2004 en Ibiza, el abogado dijo que estos hechos quedaron sobreseídos en septiembre de 2005. Además, confió en que Instituciones Penitenciarias "por fin" haga la reagrupación familiar, "ya que se les está tratando a un nivel de terroristas". Los hechos juzgados ahora surgieron a raíz de la investigación llevada a cabo en un chalet ubicado en la localidad de Illescas (Toledo), donde vivían los tres acusados, y en la que, además de dinero en efectivo --16.100 euros-- se encontraron armas, distintas sustancias, vehículos, documentos y otros objetos. En concreto, los agentes hallaron 5.917,2 gramos, 924,8 gramos, 1.992,8 gramos, 973,4 gramos, 3.587 gramos y 378,9 gramos de metilendioximetanfetamina, anfetamina y otras sustancias, que habrían alcanzado 436.950,04 euros en el mercado ilícito. Además de varias pistolas semiautomáticas, una pistola detonadora y varios revólveres, distinta munición y cartuchos, un vehículo, y varios DNI falsificados, dos chalecos antibalas, diversos guantes y pasamontañas, un rotativo de color azul y una cartera con una placa-insignia del Cuerpo Nacional de Policía.