Apoyan la decisión del jurado y critican a las autoridades de EE.UU. por el juicio a Acevedo Vilá

  • San Juan, 21 mar (EFE).- Figuras políticas de Puerto Rico expresaron hoy su apoyo al jurado que exoneró al ex gobernador puertorriqueño Aníbal Acevedo Vilá de los cargos de corrupción, mientras que criticaron a las autoridades estadounidenses por la investigación y el juicio en su contra.

Apoyan la decisión del jurado y critican a las autoridades de EE.UU. por el juicio a Acevedo Vilá

Apoyan la decisión del jurado y critican a las autoridades de EE.UU. por el juicio a Acevedo Vilá

San Juan, 21 mar (EFE).- Figuras políticas de Puerto Rico expresaron hoy su apoyo al jurado que exoneró al ex gobernador puertorriqueño Aníbal Acevedo Vilá de los cargos de corrupción, mientras que criticaron a las autoridades estadounidenses por la investigación y el juicio en su contra.

Acevedo Vilá, que perdió las elecciones del pasado 4 de noviembre ante Luis Fortuño, fue hallado el viernes no culpable por un jurado de los nueve cargos que le acusaron de conspiración y fraude por la supuesta financiación ilegal de sus campañas para Comisionado Residente en Washington (2001-2005) y Gobernador (2005-2009).

El jurado halló también no culpable a la ex ayudante de Acevedo Vilá, Luisa Inclán Bird, quien había sido acusada de fraude electrónico, conspiración y fue citada en el juicio como una de las personas encargadas de las recaudaciones de fondos en la campaña para la gobernación.

El gobernador Luis Fortuño, del anexionista Partido Nuevo Progresista (PPD), reaccionó con mesura a la decisión del jurado, compuesto por ocho hombres y cuatro mujeres, al señalar que "es el resultado del libre ejercicio de la justicia".

Indicó: "Todos debemos respetar" la decisión y que "el sistema de justicia, tanto en su esfera estatal como en la federal, en este caso, merece el respeto y apoyo de todos los puertorriqueños".

Fortuño utilizó las acusaciones de corrupción que pesaban sobre Acevedo Vilá como un arma política durante la campaña electoral de los comicios de noviembre que ganó con una holgada mayoría.

Acevedo Vilá sostuvo, por su parte, que las acusaciones tenían un fin político, por lo que al ser declarado inocente se mantendrá como una figura clave en la escena política puertorriqueña.

Sus partidarios continuaron hoy mostrando su júbilo por la decisión del jurado frente a la sede del Partido Popular Democrático (PPD).

El secretario del Departamento de Justicia, Antonio Sagardía, dijo que aunque tiene que "respetar la decisión del jurado", la analizará y le dará "consideración" de llevar el caso los tribunales puertorriqueños, a pesar de que reconoció que "el pueblo quiere que pasemos la página".

La jefa interina de los fiscales, Rosa Emilia Rodríguez, subrayó que no esperaban tal veredicto porque estaban convencidos de la culpabilidad del ex gobernador.

Rodríguez no descartó que la Fiscalía pueda presentar nuevos cargos porque a su juicio Acevedo Vilá violó la ley y rechazó que en ningún momento se haya producido un intento de motivación política.

Por su parte, el alcalde del PNP de Toa Baja (norte), Aníbal Vega Borges, una de las personas que acompañó en varias ocasiones al ex gobernador en algunos de los 28 días del juicio a pesar de no ser del mismo partido, dijo hoy que siempre creyó en su inocencia.

Agregó que conforme avanzó el juicio y al comprobar las pruebas que mostraba la fiscalía entendió que no había caso suficiente para culpar al ex gobernador.

Mientras tanto, el secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño, Juan Dalmau, criticó al Gobierno estadounidense porque "tiene la facultad de acusar con todo su poder, incluso a un gobernador en funciones".

Acevedo Vilá fue acusado el pasado 28 de agosto junto a otras 12 personas de haber supuestamente participado en la comisión de diferentes delitos relacionados con sus campañas políticas.

Varios de sus asesores y partidarios fueron acusados de haber prestado declaraciones falsas a investigadores del Servicio de Rentas Internas (IRS) de EE.UU., de la Comisión Federal de Elecciones o de la Oficina federal de Investigaciones (FBI).

Casi todos llegaron a acuerdos con la fiscalía y se declararon culpables de delitos menores a cambio de reducciones en las penas.

A lo largo del juicio se manifestó la dificultad de la fiscalía estadounidense en probar las pruebas concluyentes de los cargos de conspiración y corrupción.

Según la mayoría de expertos legales, ninguno de los testigos claves presentados por la fiscalía aportaron pruebas que apoyaran los cargos de conspiración y fraude, por lo que el juicio entró en una dinámica cada vez más favorable a Acevedo.