Correa: "Estoy bien jodido"

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) Francisco Correa, uno de los principales implicados en la denominada operación Gürtel, manifestó su estado a su salida como imputado del juzgado del juez Baltasar Garzón a un grupo de conocidos que se encontraban a las puertas de estas dependencias judiciales. "Estoy bien jodido", les expresó Correa, según informaron a Europa Press fuentes cercanas al empresario. Fue minutos antes de las 19.00 horas y después de que agentes de la Dirección General de la Policía entregaran a Garzón más de 25 cajas con pruebas y material incautado en el marco de la operación Gürtel. Correa, esposado hacia delante, ataviado con una americana, unos vaqueros desgastados, con el pelo hacia atrás, aunque despeinado y con el gesto visiblemente cansado, abandonó el juzgado escoltado por dos agentes de Policía. En ese momento, un grupo de conocidos del imputado se acercó a Correa para interesarse por su estado y transmitirle ánimo, según precisaron las mismas fuentes, que añadieron como uno de ellos llegó a dar un "golpe en la espalda" al empresario con el permiso de uno de los agentes. Correa abandonaba en ese momento el juzgado de Garzón, al que fue trasladado para estar presente en la vistilla por medio de la cual el magistrado debería decidir sobre su situación. No obstante, Garzón acordó prorrogar el arresto de Correa y de los otros dos detenidos, Pablo Crespo y Antoine Sánchez, que comparecerán de nuevo el miércoles. Francisco Correa fue detenido el pasado viernes y trasladado esta mañana, a las 9.30 horas, a la Audiencia Nacional. El empresario está vinculado a Special Events, que ha realizado contratos con el PP y con ayuntamientos gobernados por este partido. Asimismo, otra de las empresas vinculadas a la presunta trama, Orange Market, recibe también encargos del PP valenciano.