El primer ministro tailandés descarta un diálogo con el ex mandatario Shinawatra

  • Bangkok, 20 abr (EFE).- El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, descartó hoy cualquier negociación con el ex mandatario Thaksin Shinawatra para poner fin a la actual pugna política, que empeoró a raíz de las violentas protestas antigubernamentales ocurridas la pasada semana en Bangkok, la capital.

El primer ministro tailandés descarta un diálogo con el ex mandatario Shinawatra

El primer ministro tailandés descarta un diálogo con el ex mandatario Shinawatra

Bangkok, 20 abr (EFE).- El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, descartó hoy cualquier negociación con el ex mandatario Thaksin Shinawatra para poner fin a la actual pugna política, que empeoró a raíz de las violentas protestas antigubernamentales ocurridas la pasada semana en Bangkok, la capital.

"No tengo nada que hablar. El Gobierno dialogará con las personas que respetan la ley y no con aquellas que emplean la violencia o la incitan", declaró Vejjajiva a la prensa en respuesta a la pregunta de que si tenía previsto negociar con Shinawatra.

Demás de la renuncia de Vejjajiva, los partidarios de Shinawatra exigen una reforma de la actual Constitución, aprobada en 2007 bajo un gobierno interino tutelado por los militares.

Vejjajiva dijo el pasado fin de semana que su Gobierno mantendrá en vigor el estado de excepción decretado hace una semana en Bangkok, hasta que existan garantías de que la seguridad está totalmente restablecida.

Un tribunal de Justicia de Bangkok emitió la pasada semana una nueva orden de búsqueda y captura contra Shinawatra, a quien acusó de instigar las protestas callejeras en las que murieron dos personas y otras 123 resultaron heridas.

También el Gobierno canceló el pasaporte ordinario de Shinawatra, depuesto por los militares en 2006 y en el exilio desde que en octubre fuera condenado a la pena de dos años de cárcel por un delito de abuso de poder cometido durante los más de cinco años que gobernó el país.

Las protestas en Bangkok concluyeron el pasado martes con la rendición de los cerca de 2.000 manifestantes que se encontraban atrincherados desde hacía tres semanas en torno a la sede del Gobierno.