(Resumen) Arrestado en México DF 'Pepe el del Popular', que está ya a disposición judicial y pendiente de extradición

El Juzgado de Instrucción número 3 de Santander se encargará de instruir las diligencias SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) El ex director de la sucursal número 1 del Banco Popular en Santander José Pérez Díaz, más conocido como 'Pepe el del Popular', fue arrestado el pasado lunes por la Interpol mexicana en una calle céntrica de México Distrito Federal y en este momento está ya a disposición judicial y pendiente de su extradición a España. El banquero, huido desde 1991 tras cometer un desfalco de entre 4.600 y 6.000 millones de pesetas, fue detenido en el Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la capital mexicana, cerca de la embajada de Estados Unidos, según explicaron a Europa Press fuentes policiales y de la Embajada española en México. Pérez Díaz fue detenido solo y a la Embajada no le costa que se sepa nada sobre su mujer, Esperanza M.F., que sigue en paradero desconocido desde su desaparición junto a su marido en 1991. Tras la detención, Pérez Díaz se encuentra ahora a disposición judicial y pendiente de su extradición a España en virtud del convenio existente entre los dos países. Según indicaron en la Embajada, se están realizando todos los trámites y las gestiones oportunas, ya que el arrestado está requerido por la justicia española. Para formalizar una extradición el primer paso es que el órgano judicial en el que el arrestado tiene causas pendientes presente la documentación oportuna ante el Ministerio de Justicia. Cuando el Ministerio recibe la petición se eleva al Consejo de Ministros, para cursar la petición de extradición al país en el que se practicó la detención. No obstante, en cuanto llega al Ministerio la petición del juzgado correspondiente, y en tanto se tramita la solicitud de extradición en Consejo de Ministros, se le comunica a las autoridades del país, en este caso las mexicanas, para que se prorrogue la detención. El plazo que requiere una extradición es variable, porque depende de la legislación de cada país y de los posibles recursos que quepan contra la petición. INSTRUCCIÓN Cuando se materialice la extradición, el Juzgado de Instrucción número 3 de Santander será el órgano judicial que se encargará de instruir las diligencias contra 'Pepe el del Popular' una vez que éste regrese a España. Ayer, las autoridades mexicanas se pusieron en comunicación con el Juzgado de Guardia, que era el de Instrucción número 4 de Santander. A su vez, este órgano trasladó la información sobre su detención al Juzgado de Instrucción número 3, que es el que mantiene abierta la causa, que no ha prescrito. Por tanto, este juzgado se encargará de abrir una instrucción judicial que incluirá la declaración de José Pérez Díaz. 18 AÑOS DESAPARECIDO José Pérez Díaz se encontraba en busca y captura desde que en el año 1991 desapareció de la sucursal del Banco Popular que dirigía en Santander, dejando más de 250 clientes afectados y una estafa de más de 4.600 millones de pesetas. El juicio por los hechos, uno de los mayores desfalcos registrados en Cantabria, se celebró en octubre de 2004, con la ausencia del principal imputado, José Pérez Díaz, para el cual el fiscal pedía 22 años y dos meses de cárcel por delitos de apropiación indebida y falsificación de documento mercantil. Para su esposa, Esperanza M.F., el Ministerio Público solicitaba cuatro años de prisión por apropiación indebida. La Audiencia Provincial de Cantabria consideró "probada" la existencia de una "banca paralela" en la oficina 1 del Banco Popular que dirigió entre 1984 y 1991 Pérez Díaz, quien, según los magistrados, "al menos" desde 1986 "omitió" de la contabilidad de la entidad depósitos de pasivo por valor de más de 4.600 millones de pesetas, que utilizó para "otros fines". Según el tribunal, "todas las pruebas" revelan que Pérez Díaz fue "el auténtico artífice" de esa banca paralela. Aunque la sentencia cuantifica la estafa en esos más de 4.600 millones de pesetas (unos 28 millones de euros), las estimaciones que hacía el propio banco del desfalco eran aún mayores, de 36,5 millones de euros, más de 6.000 millones de pesetas. El juicio, se saldó con un solo condenado, Eduardo A.A., un empresario que, según la Audiencia, hizo suyos, "para sí o para sus empresas", algunos cheques y talones. Según el tribunal, existía un "acuerdo" entre 'Pepe' y el empresario con objeto de lograr financiación para el grupo empresarial de este último. En cambio fueron absueltas otras seis personas, entre ellas la esposa de Eduardo A.A.