Trasladan a un tribunal de Boston a un venezolano-indio acusado de lavado de dinero

  • Miami (EE.UU.), 6 abr (EFE).- Una jueza de Miami ordenó hoy el traslado del ciudadano venezolano-indio Rama Vyasulu a Boston para que afronte acusaciones de lavado de dinero por presuntas transacciones financieras por 900.000 dólares provenientes de actividades ilegales.

Trasladan a un tribunal de Boston a un venezolano-indio acusado de lavado de dinero

Trasladan a un tribunal de Boston a un venezolano-indio acusado de lavado de dinero

Miami (EE.UU.), 6 abr (EFE).- Una jueza de Miami ordenó hoy el traslado del ciudadano venezolano-indio Rama Vyasulu a Boston para que afronte acusaciones de lavado de dinero por presuntas transacciones financieras por 900.000 dólares provenientes de actividades ilegales.

En una breve audiencia, la magistrada Andrea Simonton comunicó su decisión a Vyasulu, que compareció esposado y con un uniforme beige de prisionero.

Un tribunal de Boston, en el estado de Massachusetts decidirá si el acusado es liberado bajo fianza mientras espera juicio por las acusaciones que se le imputan o si sigue en prisión preventiva.

"Estamos de acuerdo (con la decisión de la jueza), nosotros queremos ir a Massachusetts para responder por todos estos cargos porque él es inocente", declaró su abogado, Sam Rabin, al finalizar la vista judicial.

Vyasulu, de 57 años, fue arrestado en Miami el pasado 25 de marzo por agentes del Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés) por presunto lavado de dinero vinculado con actividades de narcotráfico mediante una cuenta bancaria de su compañía Rosemont Finance Corp., con sede en esta ciudad, según la acusación.

Las autoridades estadounidenses afirman que la cuenta que poseía el acusado en el Bank of America servía para que inversores y empresas realizaran operaciones en el mercado cambiario paralelo de Venezuela.

En el documento judicial se indica que Vyasulu supuestamente intentó ocultar y disimular actividades de lavado de dinero entre noviembre y diciembre de 2008.

La cuenta bancaria fue congelada y abogados de los inversores afectados han dicho que el monto que había en ésta asciende a unos 240 millones de dólares.