Un juez uruguayo autoriza la extradición de la esposa del dueño de DMG

  • Montevideo, 16 feb (EFE).- Un juez uruguayo autorizó hoy la extradición a Colombia de Joanne Ivette León Bermúdez, detenida en enero en Montevideo bajo la acusación de lavado de dinero procedente del narcotráfico, cargos de los que también está acusado su marido, el empresario David Murcia Guzmán.

Un juez uruguayo autoriza la extradición de la esposa del dueño de DMG

Un juez uruguayo autoriza la extradición de la esposa del dueño de DMG

Montevideo, 16 feb (EFE).- Un juez uruguayo autorizó hoy la extradición a Colombia de Joanne Ivette León Bermúdez, detenida en enero en Montevideo bajo la acusación de lavado de dinero procedente del narcotráfico, cargos de los que también está acusado su marido, el empresario David Murcia Guzmán.

El empresario colombiano se encuentra actualmente en prisión en su país acusado de estafa y supuesta captación ilícita de dinero con fondos del tráfico de drogas.

En un comunicado de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay que incluye el dictamen judicial, se señala que el juez letrado especializado en Crimen Organizado Jorge Díaz "resolvió hacer lugar a la solicitud de extradición presentada por la República de Colombia".

El texto añade que el proceso se pone en marcha para que León Bermúdez pueda ser juzgada "por el delito de lavado de activos procedentes del narcotráfico, rechazándose la misma respecto de las restantes figuras delictivas" por las que se solicitó esa extradición, como la estafa.

León Bermúdez fue detenida en Montevideo el pasado 13 de enero con la aplicación de una orden y captura de la Justicia de Bogotá recogida por la Interpol, bajo la acusación de lavado de dinero y estafa masiva.

Su esposo, Murcia Guzmán, fue detenido el 19 de noviembre pasado en la localidad panameña de Campana a petición de Colombia por blanqueo de capitales procedente del narcotráfico y captación ilegal de dinero de ahorradores mediante el esquema de pirámides, y después fue deportado a su país.

Este empresario fundó en 2005 el grupo DMG (siglas que corresponden al nombre del procesado), que reunió más de 20 compañías en Colombia y trataba de expandirse hacia los países vecinos, cuando fue intervenido el 17 de noviembre de 2008 por haber estafado mediante el método de la pirámide financiera a cerca de 200.000 personas.

León Bermúdez poseía un 41 por ciento de las acciones de DMG y participaba también en una constructora de su marido, que es sospechosa igualmente de haber servido de tapadera para lavar dinero procedente del tráfico de drogas.