Admitida una denuncia de Nozar contra Avalatransa por estafa procesal y delitos contra Hacienda

MADRID, 2 (EUROPA PRESS) El Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid ha aceptado a trámite una denuncia presentada por Nozar contra Avalatransa por presunto contrato simulado, estafa procesal y delitos contra la Hacienda Pública, anunció hoy el abogado de Nozar, Jesús Almoguera.

El letrado, del despacho Ashurst, acusó a dicha sociedad de actuar como "testaferro" de la empresa Arroyo de la Vega 2000 con la finalidad de asumir el crédito, así como "evitar pagar al fisco", y afirmó que Avalatransa es "el único proveedor de Nozar que no ha cobrado".

Nozar reconoció hoy ante el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid la existencia de "graves problemas económicos" en la compañía, pero explicó que en los últimos meses la deuda de la inmobiliaria ha pasado de 2.300 millones a 700 millones de euros como resultado de su proceso de refinanciación, durante la vista celebrada hoy por la solicitud de concurso necesario presentado contra la inmobiliaria por la sociedad Avalatransa, que le reclama una deuda impagada de 311.160 euros.

Nozar pidió el sobreseimiento general de la petición de concurso y afirmó que la compañía está llevando a cabo una gestión "muy eficaz y muy valiente" de la crisis económica, que "está al día" con sus proveedores, a los que ha pagado 370 millones de euros en los últimos meses, y que su política de desinversiones le ha aportado beneficios de 180 millones de euros. La inmobiliaria aportó 20 cartas procedentes de entidades bancarias que se han comprometido a refinanciar a Nozar.

"Nozar está al día con sus proveedores, sus trabajadores y la Hacienda Pública, mientras que Avalatransa es una sociedad que no tiene actividad y que no tiene las cuentas claras con el fisco y sus empleados, lo que bastaría para rechazar la solicitud de concurso".

Por su parte, el letrado de Avalatransa, Guillermo Alcover, del despacho Osorio & Asociados, ratificó su escrito de solicitud de concurso de acreedores necesario por "liquidación ruinosa y apresurada" y aportó alegaciones complementarias en las que acusa a Nozar de "graves irregularidades contables" al no haber presentado el libro de cuentas consolidadas correspondientes al 2007 en el Registro Mercantil.

Asimismo, los demandantes enumeraron varias operaciones realizadas por la inmobiliaria durante 2008 para demostrar la pérdida de valor de la compañía. En este sentido, mencionaron la bajada de las cotizaciones de inmobiliarias como Aisa, Afirma y Colonial durante 2008 y recordaron que Nozar es titular del 9,045% del capital social de Colonial, que ha pasado a valer "cinco veces menos" durante 2008.

El abogado de Nozar confirmó durante su intervención que la inmobiliaria ha alcanzado un "acuerdo amistoso" con Reyal Urbis para aplazar hasta después de Semana Santa el pago de 75 millones de euros por la compra de las acciones de Colonial, cuya fecha límite estaba fijada para el pasado martes 31 de marzo.

Asimismo, Nozar confirmó que ha obtenido un "aplazamiento de pago" con la Hacienda Pública por la existencia de dificultades transitorias económico-financieras que demuestra que el fisco "ha analizado las cuentas" de la inmobiliaria, y confirmó poseer un balance de 1.800 millones de euros. La vista continuará con la práctica de las pruebas documentales y testificales solicitadas por las partes.