Aplazan al 29 de junio la sentencia del financiero Bernard Madoff

NUEVA YORK, 14 (EUROPA PRESS)

La sentencia del presunto fraude piramidal de más de 50.000 millones de dólares presuntamente perpetrado por el financiero estadounidense Bernard L. Madoff, quien se declaró culpable de los cargos el pasado 12 de marzo, ha sido aplazada al próximo 29 de junio desde la fecha inicialmente prevista del 16 de junio, según indicó el juez federal de Nueva York Denny Chin, que no precisó los motivos para este aplazamiento.

No obstante, el juez indicó que la vista en la que será pronunciada la sentencia se celebrará en el salón ceremonial del Tribunal de distrito de Mahattan, en vez de la sala inicialmente prevista, de dimensiones más reducidas.

Asimismo, Chin informó de que las víctimas que lo deseen podrán remitir cartas o intervenir durante la vista, para lo que deberán contactar con la Fiscalía y explicar brevemente los motivos por los que desean intervenir. No obstante, el juez advirtió de que no se puede asegurar que todos aquellos que quieran intervenir puedan hacerlo.

Madoff, acusado del que posiblemente sea el mayor fraude individual de la historia, permanece en prisión a la espera de que sea pronunciada su sentencia desde la fecha en que se declaró culpable de los once cargos de los que se le acusa y por los que podría ser condenado a 150 años de cárcel.

En concreto, el veterano inversor de 71 años, que llegó a presidir la bolsa electrónica Nasdaq, se declaró culpable de los delitos de fraude con acciones, fraude en asesoría financiera, fraude en transferencias bancarias, fraude postal, perjurio, falso testimonio, dar información falsa a la SEC, robo de fondos de inversión de sus trabajadores y tres delitos de blanqueo de dinero.

Madoff fue detenido el pasado 11 de diciembre tras confesar a sus hijos el multimillonario fraude perpetrado a través de un esquema Ponzi que causó pérdidas de al menos 50.000 millones de dólares a sus clientes, que han sido estimados por los despachos de abogados que representan a las víctimas en tres millones de personas.