Cerca de 8.800 millones fueron retirados de las cuentas de Madoff antes de su detención

NUEVA YORK, 13 (EUROPA PRESS)

Cerca de 12.000 millones de dólares (unos 880 millones de dólares), fueron retirados de las cuentas de la firma de Bernard L. Madoff antes de la detención del ex presidente del Nasdaq por su estafa multimillonaria.

El diario estadounidense 'The New York Times', informa que aproximadamente la mitad de este monto, unos 6.000 millones de dólares (4.420 millones de euros) fueron retirados justo tres meses antes del arresto de Madoff, que tuvo lugar en diciembre, acusado de realizar una multimillonaria estafa piramidal.

El periódico, que cita a fuentes cercanas a los análisis de los negocios del presunto estafador, destaca que esta evidencia supone una nueva puerta de esperanza para los afectados por la estafa, ya que las leyes federales permiten al encargado de la liquidación de activos del financiero de Madoff, abogado Irving Picard, realizar una denuncia para recuperar este dinero de los inversores que lo retiraron.

De hecho, el abogado ya ha interpuesto dos demandas solicitando la devolución de un total de 6.100 millones de dólares (4.500 millones de euros), fondos que se estima que fueron retirados durante la última década.

Una de estas demandas persigue la devolución de 5.100 millones de dólares (3.753 millones de euros) por parte de varios fondos y sociedades dirigidas por el inversor de Palm Beach Jeffry M. Picower, cuya fundación es considerada como uno de los principales estafados por Madoff.

Picard también ha puesto una denuncia para recuperar 1.000 millones de euros del 'hedge fund' Harley International, que tiene sede en las Islas Caiman aunque es gestionado por una unidad del banco holandés Fortis.

Ambas demandas han sido presentadas en el Tribunal General de Bancarrotas de Mahattan y acusan a estas sociedades de inversores de poca profesionalidad.

Concretamente, la querella establece que las sociedades deberían haberse dado cuenta de que los beneficios de estas inversiones eran sospechosamente demasiado elevados y consistentes, y de que los requisitos exigidos por Madoff eran muy descuidados para ser legítimos.

Pero la demanda presentada en contra de M. Picower va mas allá, y le acusa de participar en una red de transacciones falsas con el propio Madoff, quien presuntamente le habría compensado por su colaboración en la estafa piramidal a costa de los ingresos de otros inversores.

De hecho, la demanda explica que en 1999, una de las cuentas de M. Picower incrementó beneficios en un 950%, y ésta es una de las dos cuentas del inversor que desde 1996 hasta 1999 registró retornos anuales de entre el 120% hasta más del 550%.

El abogado de M. Picower, William D. Zabel, niega tales acusaciones y asegura que tanto el acusado como su esposa se consideraban amigos de los Madoff desde hace 35 años. "Ellos es están absolutamente sorprendidos por este fraude y no han sido cómplices en el mismo", alega.