Chevron asegura que el fraude en el juicio ambiental en Ecuador saldrá a la luz

  • Quito, 1 abr (EFE).- La empresa Chevron-Texaco aseguró hoy que el fraude y la tergiversación de los hechos que, según ella, se da en el juicio ambiental en su contra por contaminación de una zona de la Amazonía ecuatoriana, "saldrán a la luz y se van a conocer", declaró James Craig, portavoz para América Latina de la petrolera.

Quito, 1 abr (EFE).- La empresa Chevron-Texaco aseguró hoy que el fraude y la tergiversación de los hechos que, según ella, se da en el juicio ambiental en su contra por contaminación de una zona de la Amazonía ecuatoriana, "saldrán a la luz y se van a conocer", declaró James Craig, portavoz para América Latina de la petrolera.

"Terminadas las inspecciones judiciales de forma incompleta, (los demandantes) están presionando, están desesperados por que haya un fallo en este caso porque se está poniendo en evidencia el fraude y la tergiversación de los hechos y las evidencias", afirmó el representante de la empresa estadounidense a Radio Quito.

Según Craig, los abogados de los demandantes quieren acelerar el proceso y, de acuerdo con la versión de Chevron, las inspecciones judiciales de los lugares donde supuestamente hubo contaminación acabaron sin realizar todos los estudios ordenados en un principio por la Corte de Justicia de Sucumbíos (noreste), que lleva el juicio.

Para Craig, en el proceso "hay más de una docena de errores esenciales, hay un peritaje agropecuario que se tiene que cumplir y una serie de reclamos" por parte de la firma "ante la Corte sobre los cuales el juez debería pronunciarse".

El portavoz de la petrolera anunció que en el caso de que Chevron obtenga un fallo en su contra, la firma apelaría en todas las instancias posibles de Ecuador, y "si eso no resulta", añadió, lo hará ante cortes internacionales.

En Ecuador "tenemos un caso flagrante de fraude y de denegación de justicia donde hemos visto, además, una interferencia política", aseveró.

El representante de la petrolera recordó que entre 1995 y 1998, cuando finalizó la concesión del Estado ecuatoriano, la empresa "tuvo que hacer, bajo contrato, una remediación" de las zonas donde operó y "el Estado reconoció (esa limpieza) y firmó un acta final liberando a la empresa de toda futura responsabilidad".

Por su parte, la semana pasada el abogado de los demandantes, Pablo Fajardo, indicó que las acusaciones de fraude de Chevron sólo intentan aliviar la presión frente a los accionistas de la compañía, porque, según él, la petrolera advierte una derrota en el proceso.

Fajardo señaló a Efe que aspira a que el fallo de primera instancia, que emita la Corte de Sucumbíos, se dé este mismo año y espera que éste sea favorable para los demandantes.

Los demandantes exigen a la petrolera el pago de una indemnización de 27.000 millones de dólares para limpiar la contaminación y reparar el daño causado a la población, según ellos por las actividades de Texaco entre 1975 y 1995.