Desarticulada una red fraudulenta de aves protegidas en Canarias

Desarticulada una red fraudulenta de aves protegidas en Canarias

Desarticulada una red fraudulenta de aves protegidas en Canarias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 31 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Protección de la Naturaleza -SEPRONA- de la Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas ha desarticulado una red fraudulenta de aves protegidas en Canarias, y ha recuperado un total de 57 ejemplares de aves.

La organización estaba compuesta por cuatro personas, las cuales han sido denunciadas por diferentes infracciones a la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, según ha explicado la nota de la Benemérita.

Esta red que operaba en Gran Canaria y en Fuerteventura se dedicaba, presuntamente, a la a la captura, y posterior comercio, de diferentes especies de aves que se encuentran bajo protección y que se encuentran en el Catálogo Canario de Especies Protegidas.

La operación se ha llevado a cabo durante el mes de julio, y se ha realizado en conjunto entre las patrullas del Seprona de Fuerteventura y de la Comandancia de Las Palmas de Gran Canaria. Durante las investigaciones se procedió a la identificación y posterior denuncia de los supuestos integrantes de la red.

MODUS OPERANDI

La red operaba de distintas formas para evitar ser descubiertos; una persona se dedicaba, presuntamente, a capturar las aves en Gran Canaria, mientras que otro miembro de la red actuaba como intermediario en la misma isla.

Mientras, en Fuerteventura se encontraban dos destinatarios a los que se les entregaban los referidos pájaros, para que estos individuos los distribuyeran por toda la isla.

En total se han recuperado 57 ejemplares de aves protegidas, distribuidos en 44 ejemplares de Canario del Monte; cinco de Jilguero o Pinto; dos de Verderón; dos ejemplares de linaceros; y tres de Verdecillo.

Por último, todas las aves han sido entregadas a las correspondientes áreas de Medio Ambiente de los Cabildos de Fuerteventura y Gran Canaria, para que una vez valoradas por los técnicos-veterinarios, puedan ser devueltas a su entorno natural.