Detenidas en Pamplona tres personas por blanqueo de capital, estafa y simulación de delito

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Pamplona a I.R.I., de 30 años, nacido en San Sebastián y domiciliado en Pamplona; a F.J.B.C., de 56 años, nacido en Zaragoza y domiciliado en Pamplona; y a M.H.B., de 34 años, nacido en Madrid y domiciliado en la capital navarra, acusados de blanqueo de capital, estafa y simulación de delito.

Según informó la Policía Nacional, al primero se le imputa un delito de blanqueo de capitales y estafa, en la modalidad conocida como 'Phising', por ser el titular de la cuenta bancaria en la que fueron ingresadas dos transferencias bancarias realizadas desde cuentas ajenas sin autorización de sus titulares, que habían denunciado los hechos.

Los perjudicados, vecinos de Getafe (Madrid) y Sevilla, denunciaron el día 30 de abril en las Comisarías del CNP de sus localidades la realización de sendas transferencias fraudulentas por importe de 2.930 euros y 3.100 euros, respectivamente. Tras las investigaciones llevadas a cabo de acreditó la participación en la estafa del ahora detenido.

Asimismo, el segundo detenido, también acusado de un delito de estafa, utilizó una mercantil dedicada a la construcción, en cuyo nombre realizaba obras civiles cobrando el importe sin pagar los salarios ni las cuotas de los seguros sociales de los trabajadores contratados en nombre de la citada mercantil. Con su actuación causó un perjuicio económico a la empresa que está siendo tasado, y de una cantidad superior a los 60.000 euros a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Por su parte, el tercer detenido, bajo la acusación de una simulación de delito, denunció el pasado 8 de abril haber sido víctima de una estafa consistente en la utilización de su tarjeta de crédito sin su consentimiento para realizar pagos de servicios por importe de 1.190 euros.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional acreditaron que la operación se realizó a través del datáfono de un club de alterne y que fue el propio titular y denunciante quien utilizó y abonó los servicios facturados.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial junto al atestado policial instruido.