El ex-director del Ibatur confiesa que defraudó 85.000 euros a través de 8 contratos falsos a nombre de sus allegados

PALMA DE MALLORCA, 13 (EUROPA PRESS) El ex-secretario del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Miquel Ángel Bonet, confesó hoy ante el titular de Instrucción número 11 de Palma, Manuel Penalva, y el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach que durante la pasada legislatura defraudó 85.000 euros tras realizar ocho contratos a empresas falsas a nombre de sus allegados. En declaraciones a Europa Press, el abogado de Bonet, Gaspar Oliver, destacó que su cliente no sólo ha reconocido ante el juez y los fiscales que defraudó a las arcas públicas 20.000 euros mediante contratos irregulares entre 2006 y 2007 a una familiar nonagenaria, motivo por el cual fue detenido ayer por la Policía Nacional, sino que, además, confesó haber hecho lo mismo en seis ocasiones más con otros tres o cuatro familiares. Así, admitió que aprovechó su cargo como secretario del Ibatur durante el Govern de Jaume Matas para emitir facturas por unos trabajos que nunca se realizaron ingresando el coste de los mismos en la cuenta bancaria de alguna de las personas de su entorno, quienes, posteriormente, le entregaban el dinero que había defraudado a las arcas públicas. El letrado destacó el hecho de que su cliente haya mostrado su disposición a colaborar con la Justicia, hasta el punto de confesar hechos que aún no habían sido investigados, lo que, a su juicio, supondrá "beneficios" para Bonet, dado que el magistrado valorará su intención de "facilitar la investigación". Además, recalcó que el ex-director del Ibatur también "reparará los daños" pagando antes del lunes a las 12.00 horas una fianza de 85.000 euros, con el fin de eludir su ingreso en prisión y que coincide con la cifra que defraudó mediante las operaciones ilegales que realizó aprovechándose de su cargo en el Ejecutivo autonómico. De este modo, Oliver señaló que con el pago de esta fianza, Bonet "salvará la responsabilidad civil", lo que, en su opinión, también servirá como "atenuante" durante el juicio que se celebrará en los próximos meses, dado que el juez tendrá en cuenta que ha devuelto todo el dinero. Finalmente, remarcó que el ex-director del Ibatur está "contento" tras haber confesado todos los hechos, si bien indicó que para él está siendo "muy dura" esta situación, teniendo en cuenta que es un letrado perteneciente al Colegio de Abogados y un "profesional que ha trabajado muchos años". Asimismo, confió en que Bonet consiga recaudar antes del lunes los 85.000 euros de fianza y, en este sentido, esperó que su familia le ayude a hacer frente a este pago.