González cree que hoy no podría darse un fraude como el de Irun porque el sistema de control lo detectaría "en breve"

El diputado confía en que las medidas de control adoptadas no se apliquen solo en esta legislatura sino que "pervivan en la historia"

SAN SEBASTIAN, 30 (EUROPA PRESS)

El diputado de Hacienda y Finanzas, Pello González, aseguró hoy que en la actualidad no podría darse de nuevo una situación en la Hacienda foral guipuzcoana como la del presunto fraude de la oficina tributaria de Irun ya que los sistemas de control que funcionan en este momento "no permitirían que la acción fraudulenta no se conociera en breve". "Tenemos la garantía suficiente de que los sistemas van a funcionar de tal manera que esa conducta ilícita se va a poder controlar", añadió.

González realizó estas afirmaciones en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Finanzas de las Juntas Generales de Gipuzkoa para explicar, a petición del PSE-EE, las medidas que está poniendo en marcha su Departamento en relación con las presuntas irregularidades ocurridas en la delegación tributaria de Irun.

El diputado se mostró convencido de que, aunque puedan existir "causas fraudulentas", "hoy una situación como la de Irun no se podría dar de nuevo en la Hacienda". "Independientemente de las conductas fraudulentas de una persona que tenga la mala intención de hacerlo, los sistemas de control ya en marcha de no permitirían que eso no se conociera en breve y que durase el periodo que duró el tema" de la localidad fronteriza.

En esa línea, explicó que la Estrategia de Control Interno del Departamento de Hacienda está definida en siete líneas estratégicas que en este momento "están en marcha", a excepción de la inscripción de fallidos en el Registro Mercantil, y que van "mejorándose" porque cada año "se actualizan en un plan individualizado".

De este modo, González recordó se estableció una acción de investigación y esclarecimiento de las irregularidades con la revisión de todos los expedientes de baja por insolvencias y prescripción, la puesta a disposición judicial de la totalidad de la información y la rehabilitación de los expedientes de baja en deuda "en los casos en los que ha sido posible".

También se puso en marcha un Plan de Inspección centrado en las personas y entidades relacionados con los expedientes e imputados del caso que ascienden a 22 personas físicas y 16 sociedades y se adoptaron medidas para la protección de la información fiscal de los contribuyentes, entre otras.

ACTUACION

En relación con las peticiones y recomendaciones formuladas por la Comisión de Investigación de las Juntas Generales, también se han abordado varios ámbitos de actuación como son la realización y puesta en marcha de un Plan de Control Interno, la adopción de medidas de caracter organizativo para reforzar el control, el refuerzo de los controles del personal y la rehabilitación de deudas.

Dentro del Plan de Control Interno, entre otras cuestiones, se controlan los sistemas informáticos de la Diputación de Gipuzkoa y sus aplicaciones de gastos e ingresos a través de un sistema de auditoría informática permanente y se han incorporado mecanismos de control automatizado en todas las aplicaciones informáticas de gestión tributaria.

En cuanto a las condiciones de compatibilidades de los funcionarios, también se ha dado un control "tajante" en este aspecto. El diputado quiso "romper una lanza" a favor de este estamento ya que, según dijo, "desde que el tema de Irun salió a la palestra existe una conciencia interna desde las propias personas que incluso vienen a contar su caso para evitar ser sujetos de cuestiones de incompatibilidad". "Hay una necesidad desde el funcionariado de rehabilitar su propia institución", remarcó.

Finalmente, aseguró que el objetivo del Departamento de Hacienda de Gipuzkoa es conseguir en estos cuatro años las medidas de control adoptadas para evitar posibles fraudes "estén aplicadas al cien por cien y que no solamente se apliquen en esta legislatura sino que sea un mecanismo de control que perviva en la historia".