Gürtel.- Garzón deja en libertad al chófer de Correa y al consejero delegado de Orange Market

Desde que comenzó la instrucción, el juez ha decretado la libertad de nueve personas y la prisión de tres MADRID, 19 (EUROPA PRESS) El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dejó hoy en libertad al chófer del empresario Francisco Correa, líder de la presunta trama de corrupción y tráfico de influencias desmantelada con la 'Operación Gürtel', y al consejero delegado de Orange Market, Cándido Herrero Martínez, tras interrogarles, respectivamente, durante algo más de una hora, informaron fuentes jurídicas. El conductor, Andrés Bernabé Tierno, fue conducido esposado hasta el Juzgado Central de Instrucción número 5 en compañía de dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que le detuvo el pasado lunes en Madrid por sus vinculaciones con el presunto cabecilla de la organización delictiva. El chófer de Correa fue puesto en libertad sin medidas cautelares, aunque continúa imputado por los delitos de tráfico de influencias, cohecho, fraude fiscal y blanqueo de capitales, según confirmó su letrado, que no quiso detallar si Garzón y las fiscales anticorrupción Miriam Segura y Concha Sabadell preguntaron a su cliente por la existencia de un maletín que pudiera implicar en la trama a cargos del PP. DECLARACIÓN DE CRESPO Durante el interrogatorio de Bernabé también compareció en el juzgado de Garzón, por un tiempo aproximado de 15 minutos, el ex secretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, en prisión desde el pasado día 12 por los mismos delitos que el conductor más el de asociación ilícita. En la mañana de hoy el magistrado también dejó en libertad al consejero delegado de Orange Market, Cándido Herrero Martínez, al que tomó declaración en primer lugar para preguntarle por el papel que desempeñaba en esta empresa, filial valenciana de Special Events, la compañía que organizaba actos del PP durante el Gobierno de José María Aznar. En la causa, en la que han sido imputadas 37 personas, Garzón investiga una presunta trama de corrupción y tráfico de influencias que habría ofrecido "dádivas y sobornos" a funcionarios y autoridades de administraciones del PP en las comunidades de Madrid y Valencia a cambio de favores políticos. NUEVE LIBERTADES Y TRES PRISIONES Tras los interrogatorios a Bernabé y Herrero son ya nueve las personas imputadas a las que el juez Garzón ha dejado en libertad tras tomarles declaración. Las tres primeras fueron la mujer de Correa, Carmen Rodríguez Quijano; Felisa Jordán, administradora única de las empresas de la trama Good and Better y Easy Concept; y Carmen Luis Cerezo. A todas ellas les impuso la obligación de comparecer una vez al mes en el juzgado más próximo a su domicilio. El juez tampoco decretó prisión para el presidente de Orange Market, Álvaro Pérez, 'el Bigotes'; el financiero del entramado de Correa, José Luis Izquierdo; Jacobo Gordon, compañero de colegio, testigo de boda y socio en la primera empresa de Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar; y el ex vicepresidente de Repsol Ramón Blanco Balín. Las únicas prisiones decretadas por Garzón fueron las de los tres presuntos cabecillas de la trama: el empresario Francisco Correa, que, según el juez, aprovechaba sus contactos para obtener contratos y adjudicaciones; Pablo Crespo, encargado de la dirección de las empresas del grupo; y Antoine Sánchez, primo de Correa y supuesto encargado del blanqueo de los capitales obtenidos por la organización.