Ignacio Camacho gana el Premio Almazara de Osuna, sobre el aceite de oliva

  • Sevilla, 20 mar (EFE).- El periodista Ignacio Camacho ha ganado el Premio de Artículos Periodísticos Almazara-Villa de Osuna que, dotado con 6.000 euros, destaca artículos que ensalcen los valores del aceite de oliva, por un artículo titulado "Terra eterna" y publicado en la tercera de ABC el pasado 21 de febrero.

Ignacio Camacho gana el Premio Almazara de Osuna, sobre el aceite de oliva

Ignacio Camacho gana el Premio Almazara de Osuna, sobre el aceite de oliva

Sevilla, 20 mar (EFE).- El periodista Ignacio Camacho ha ganado el Premio de Artículos Periodísticos Almazara-Villa de Osuna que, dotado con 6.000 euros, destaca artículos que ensalcen los valores del aceite de oliva, por un artículo titulado "Terra eterna" y publicado en la tercera de ABC el pasado 21 de febrero.

Convocado por el Ayuntamiento de la localidad sevillana de Osuna y por la Cooperativa Santa Teresa-Aceite 1881, el premio, en ediciones anteriores, ha recaído en periodistas y escritores como Arturo Pérez-Reverte, Luis Rojas Marcos, Carmen Rigalt y Fernando Ónega, entre otros.

El ganador de esta edición dijo a Efe sobre el carácter literario del artículo premiado que "al tratar de un tema intemporal, como el olivar y el aceite, preferí eludir aspectos circunstanciales, gastronómicos o socioeconómicos, y hacer una incursión por el articulismo de fondo literario que ha caracterizado siempre la tercera de ABC."

En su artículo, Camacho consideró el olivo "como metáfora de Andalucía, el árbol liminar de nuestra cultura y civilización, el logotipo simbólico de la identidad andaluza, como pueblo mediterráneo que somos, acumulación sedimentada de pueblos que han tenido siempre el olivo como cultivo esencial".

En su artículo, Camacho sugiere la idea de que "la tierra, el paisaje, es lo inmanente frente a lo pasajero de la política o de los vaivenes históricos."

De Osuna recordó que se trata del municipio con mayor superficie de olivar en la provincia de Sevilla y que "su apuesta por la industria del aceite es ejemplar, y articula un fuerte tejido productivo destacado por su dinamismo y por comercializar aceite de primera calidad, dentro de un marco de divulgación cultural de lo que este cultivo representa en la vida andaluza."

Camacho recordó que Osuna y su comarca son referencias de su propia infancia, ya que empezó el Bachillerato en un colegio religioso de Marchena (Sevilla), su pueblo, que dependía del instituto de Osuna.

"El paisaje de olivar, desde Marchena hasta Osuna pasando por La Puebla de Cazalla, las agrociudades de la campiña sevillana, con fuerte presencia del esplendor monumental de los viejos señoríos, es una referencia sentimental de mi propia memoria", señaló.

"Desde la azotea de mi casa se veían, en los días claros, las torres de la Colegiata y las iglesias ursaonenses, que eran el límite del horizonte al otro lado de una extensión de olivos; el olor de las almazaras forma parte también de esa memoria de pueblos andaluces, cuyas fiestas están asociadas a la campaña del verdeo", añadió Camacho para señalar que los olivos de Sevilla son los más antiguos de la región.

"Los testimonios clásicos del aceite de la Bética se refieren a almazaras situadas en tierras entre Ecija y Osuna, que se exportaba en ánforas hasta la misma Roma", concluyó.

En coincidencia con la concesión del premio, ayer se inauguró en la Casa de la Cultura de Osuna la exposición del pintor sevillano afincado en Madrid Juan Romero, quien ha reunido las sesenta obras que, como homenaje al arte postal y filatélico, ha pintado para el libro número 15 de la colección ilustrada "De Osuna y sus olivos", con un prólogo del poeta Fernando Ortiz.

Esta colección de libros, dirigida por Pedro Tabernero, ha presentado sus tres últimas entregas, las de los pintores Concha Ybarra, Juan Gómez Macías y Juan Romero.