ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: La primera víctima mortal en Cambrils eleva a 14 los muertos

La defensa del acusado de estafa en Manzanares (Ciudad Real) pide que sea enjuiciado por la vía civil

CIUDAD REAL, 30 (EUROPA PRESS)

La defensa de F.S.S., el hombre que fue juzgado hoy en la Sección Segunda de la Audiencia provincial de Ciudad Real, acusado de un delito continuado de estafa en Manzanares, ha solicitado en sus conclusiones que su patrocinado sea sancionado por la vía civil y no por la penal.

En el transcurso del juicio, que ha quedado visto para sentencia, testificó el procesado, quien relató que la víctima --J.A.M.F.-- se desdijo del contrato para la compra de una vivienda "de forma verbal", porque "me dijo que se iba a comprar otra casa".

Asimismo, el acusado, para el que el fiscal pide cuatro años, expuso que la relación contractual con la víctima fue más allá, pues en compensación por la espera de la entrega de la vivienda, le dejó un piso, por el que "no me pagó ningún alquiler".

Muy distinta fue la versión de J.A.M.F. quien, por razones personales, aseguró que necesitaba en 1997, cuando ocurrieron los hechos, una vivienda y firmó en febrero con el acusado, administrador único de la Sociedad Nueva Vereda SL., un contrato privado de compraventa, por un precio de 24.000 euros para adquirir un piso en Manzanares (Ciudad Real) de dos dormitorios, salón, cocina, baño y terraza.

Posteriormente, el 11 de agosto, abonó la totalidad del dinero acordado, sin que el ahora procesado le entregara la vivienda o le devolviera el dinero.

Respecto al piso en el que vivió durante una temporada con su familia, en teoría hasta que le fuera entregado el piso en mayo de 1998, afirmó que "era muy pequeño", lo que le obligó a cambiarse a casa de sus suegros y, posteriormente, a comprar un unifamiliar con un préstamo hipotecario. Así, J.A.M.F. aclaró que "nunca hablamos de pagar alquiler", así como sostuvo que "le entregué todos mis ahorros y todavía no me ha devuelto nada".

Además de la vivienda, en agosto de ese mismo año ambas partes volvieron a firmar dos nuevos contratos privados de compraventa, por 400.000 pesetas cada uno, para la adquisición de dos plazas de garaje ubicadas en el mismo complejo urbanístico, para lo que el comprador abonó las 800.000 pesetas conveniadas.

OTROS AFECTADOS

En la vista también comparecieron representantes de dos familias, afectadas por la gestión de este promotor en la obra del complejo de viviendas que iba a levantar en un solar entre las calles Toledo y San Pedro de Manzanares. Estos portavoces señalaron que tras las respectivas denuncias, les fueron devueltas las cantidades entregadas, tras haber realizado la rescisión de los contratos con F.S.S. por escrito.

Estos hechos son constitutivos, para la Fiscalía, de un delito de estafa continuado, por el que solicita cuatro años de cárcel, inhabilitación especial al sufragio pasivo y multa de diez meses con una cuota diaria de doce euros, además de indemnizar a J.A.M.F. con el equivalente a euros con 4.800.000 pesetas.

De su lado, la acusación particular consideró que F.S.S. debe ser condenado por tres delitos de apropiación indebida.