La Fiscalía extiende la investigación a amigos de Bernard L. Madoff y grandes inversores

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Manhattan ha extendido la investigación por el fraude de Bernard L. Madoff al entorno de amistades del financiero encarcelado y a los principales inversores en el fondo para tratar de determinar qué cantidad de dinero recibió cada uno por sus inversiones, según informó hoy el diario 'Wall Street Journal' (WSJ) citando fuentes de la investigación.

Las pesquisas se centran en ocho personas y pretenden determinar si éstas conocían la estructura piramidal del fondo, ya que, según la documentación incautada, había inversores que tenían privilegios especiales otorgados directamente por el propio Madoff por los que recibían mayores beneficios que el resto.

Entre los investigados, se encuentran los filántropos Jeffry Picower y Stanley Chais, que invirtieron grandes cantidades de dinero en 'Madoff Investment Securities', y Carl Shapiro, viejo amigo de Madoff. Por el momento, ninguno de ellos ha sido imputado por el juez.

Las pesquisas indican que los dos primeros le pidieron al responsable del fraude la cantidad concreta que querían recibir por sus inversiones, algo que la Fiscalía está contrastando con las cuentas bancarias de ambos, según WSJ.

Los filántropos pudieron recibir en un año retornos de entre el 300% y 950% de las inversiones realizadas personalmente, en nombre de fundaciones y de sus familiares, consiguiendo un total de cerca de 6.000 millones de dólares (4.446 millones de dólares), según las fuentes consultadas por el diario.

Ambos han rechazado las acusación de cooperar con Madoff tanto personalmente como a través de sus respectivos abogados. A su vez, los dos están acusados dentro de un proceso civil abierto contra ellos por la firma Barney & Hostetler, afectada por el fraude, por obtener ganancias ficticias.

Además, los investigadores han descubierto que Madoff guardaba "meticulosamente" la correspondencia que intercambió la firma de inversión con algunos de sus clientes.

El fiscal extiende así, por primera vez, sus investigaciones a los inversores del fondo, que desde el estallido del fraude el pasado mes de diciembre siempre han declarado ser los principales afectados por la desaparición de los 50.000 millones de dólares (37.670 millones de euros).

Las pesquisas continúan también en el entorno familiar de Madoff y entre sus empleados. Madoff se declaró culpable del fraude el pasado mes de marzo, después de la denuncia presentada por sus hijos en diciembre, y desde entonces permanece encarcelado. Los tribunales dictarán sentencia el próximo mes de junio.