Los proveedores del Ayuntamiento de Palma podrán desde este mes cobrar las facturas antes de que venzan a los 120 días

Cort aprueba un sistema de gestión de facturas, denominado 'confirming', que permitirá a sus proveedores avanzar los cobros

PALMA DE MALLORCA, 15 (EUROPA PRESS)

Los proveedores del Ayuntamiento de Palma podrán, a partir de este mismo mes, cobrar las facturas por los trabajos realizados para esta institución antes del plazo máximo de vencimiento de las mismas, fijado, una vez aprobadas por decreto, en 120 días. Esto será posible, gracias al sistema de gestión, denominado 'confirming', aprobado esta mañana por la Junta de Gobierno Local, con el fin de garantizar liquidez a las empresas.

En una rueda de prensa, el regidor de Hacienda, Andreu Alcover, explicó que este nuevo sistema garantizará que todos los proveedores del Consistorio puedan cobrar las facturas antes de 120 días, gracias a un acuerdo alcanzado con el BBVA, Banco de Santander y Banesto y al que no descartó que se sumen otras entidades financieras.

Así, detalló que los proveedores "nunca saldrán perjudicados" ante un posible retraso en el pago de las facturas por parte del Consistorio de Palma, ya que siempre las cobrarán en un plazo máximo de 120 días. Además, remarcó que también podrán percibir el dinero antes de los 120 días, previo pago de un pequeño coste financiero al banco, que será aproximadamente de 0,90 céntimos por cada 100 euros durante el primer día de inicio del plazo y de 40 céntimos a partir de los 30 días.

De este modo, un proveedor que desee cobrar la factura un día después de que el Consistorio la haya aprobado, deberá abonar a la entidad financiera el 1 por ciento del total de la misma, porcentaje que irá disminuyendo según se vaya acercando el día en el que finaliza el plazo de vencimiento.

COSTE CERO PARA EL AYUNTAMIENTO

Alcover destacó que el coste de este nuevo sistema para el Ayuntamiento puede ser cero si esta institución abona la factura al banco antes del plazo de vencimiento, mientras que en caso de que pague después de los 120 días, deberá hacer frente a un interés, que será el Euríbor del periodo más un 1 por ciento, teniendo en cuenta que tendrá un periodo máximo de financiación de 90 días.

El regidor informó de que el Consistorio pondrá en manos de los tres citados bancos la gestión de los pagos de las facturas aprobadas en los meses de febrero o marzo que, en estos momentos, están pendientes de vencimiento y que ascienden a unos 15 millones de euros. Sucesivamente, agregó que se irán remitiendo a estas entidades financieras la gestión de los pagos de las facturas que vaya aprobando el Ayuntamiento y que, según detalló, pueden llegar al límite de 10 millones de euros por cada Banco.

Finalmente, Alcover apuntó que actualmente, el Ayuntamiento tarda entre 90 y 100 días de media en abonar las facturas a sus proveedores, si bien precisó que esto no significa que pueda haber un "determinado número de facturas que traspasen este plazo de tiempo" y que cifró en un 5 por ciento del total. En este sentido, remarcó que actualmente, el Consistorio no mantiene morosidad con ninguna empresa, aunque matizó que algunas empresas públicas u organismos autónomos de esta institución sí que tienen una "cierta morosidad, que no va mucho más allá del periodo de vencimiento de las facturas, fijado en 120 días". No obstante, apuntó que estos casos se deben a discusiones entre la empresa pública y el proveedor, debido a alguna cuestión que no ha quedado clara.