Lugo ratifica ante la Fiscalía una presunta conspiración contra su Gobierno

  • Asunción, 24 feb (EFE).- El presidente paraguayo, Fernando Lugo, se ratificó hoy en la existencia de una presunta conspiración contra su Gobierno, que denunció en septiembre pasado y en la que involucró a referentes de la oposición.

Lugo ratifica ante la Fiscalía una presunta conspiración contra su Gobierno

Lugo ratifica ante la Fiscalía una presunta conspiración contra su Gobierno

Asunción, 24 feb (EFE).- El presidente paraguayo, Fernando Lugo, se ratificó hoy en la existencia de una presunta conspiración contra su Gobierno, que denunció en septiembre pasado y en la que involucró a referentes de la oposición.

El asesor presidencial en asuntos políticos, Emilio Camacho, dijo a periodistas que Lugo respondió por escrito a las nueve preguntas del fiscal de la causa, Eduardo Cazenave, y precisó que se ratificó en la denuncia pública que hizo en su día, cuando apenas llevaba semanas en el poder.

Camacho indicó que Lugo avaló las denuncias realizadas por el entonces enlace de las Fuerzas Armadas con el Congreso, general Máximo Díaz Cáceres, quien denunció un plan presuntamente urdido por el antecesor de Lugo, Nicanor Duarte, y el general retirado Lino Oviedo.

En su relato, Díaz Cáceres declaró que fue citado el 31 de agosto pasado a la residencia de Oviedo, en donde presuntamente también se encontraba el fiscal general del Estado, Rubén Candia Amarilla.

El militar, que en diciembre pasado pasó a retiro, dijo que en la reunión también estuvieron presentes el vicepresidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral, Juan Manuel Morales, y el presidente del Parlamento, el opositor Enrique González Quintana.

Díaz sostuvo que en la ocasión fue consultado sobre cuestiones políticas y Camacho argumentó que la Constitución establece que las Fuerzas Armadas "constituyen una institución jerárquica, obediente y no deliberante".

La investigación de la Fiscalía fue abierta a instancia de la Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace), tercera fuerza política liderada por Oviedo, quien pugnó por la Presidencia en los comicios del 20 de abril de 2008.

En esas votaciones, el ex obispo Lugo puso fin a 61 años de hegemonía absoluta en el poder del Partido Colorado, al frente de una coalición de amplio espectro ideológico.

Varios dirigentes del Unace, así como el ex presidente Duarte, rechazaron la denuncia de Lugo, exigieron al mandatario que presente las pruebas contra los presuntos implicados y calificaron de irresponsable las aseveraciones del mandatario, quien había recibido el respaldo de los países de la región.