Málaga.- Tribunales.- El administrador judicial de una sociedad vinculada a Roca propone vender en bloque los caballos

MÁLAGA, 13 (EUROPA PRESS) La administración judicial de la sociedad Marqués de Velilla, vinculada al presunto cerebro de la trama de corrupción en Marbella (Málaga), Juan Antonio Roca, ha solicitado al juez que investiga el caso 'Malaya', Óscar Pérez, que autorice a "la liquidación de la ganadería equina", mediante la venta en bloque de los caballos o en lotes significativos de animales, ante la situación económica. Además, según el informe incluido en la causa, al que tuvo acceso Europa Press, esta administración judicial, que aceptó el cargo en febrero de 2008, considera acertado dentro de la gestión empresarial de dicha sociedad una segunda medida, que es la venta de coches de caballos y/o guarnición, y una tercera, como es la transferencia de los fondos necesarios de otras empresas también intervenidas. El administrador judicial considera que los datos de tesorería ponen de manifiesto "la imposibilidad de mantener en la sociedad la explotación de la ganadería equina con los ingresos y gastos corrientes". Según los cálculos, a final de este ejercicio 2009 "la sociedad tendrá un déficit de tesorería ascendente a 391.000 euros, sin tener presente aquellos gastos cuyas facturas no se han recibido a la fecha". En el informe remitido al juzgado, se indica que con los ingresos presupuestados, la compañía "sólo podría atender los alimentos de los animales, las nóminas del personal y otro pequeños gastos debiendo eliminar en su práctica totalidad los gastos del administrador judicial, el interventor y el veterinario", por lo que se señala que es "prácticamente imposible con la estructura actual de producción y precios de mercado de los caballos que ésta no genere déficit". CRISIS Una alternativa sería, según la administración judicial, aumentar los ingresos con un incremento en el número de animales vendidos, lo que "tampoco es factible dada la situación de crisis del mercado caballar, situación aún más crítica que la del resto de sectores de la economía, pues los caballos son bienes de lujo y la crisis les afecta de forma significativa". En este punto, para "no tener una excesiva presión en la necesidad de venta de la ganadería" se propone esa segunda medida de vender coches de caballos, teniendo presente la valoración realizada por los técnicos de la Agencia Tributaria, "para aliviar esta falta de liquidez". Como estas medidas "no son inmediatas", según el administrador, éste propone la transferencia de fondos para cubrir "las nóminas del personal, la Seguridad Social, las obligaciones fiscales, los alimentos para los animales, la luz, el agua, honorarios del veterinario y pequeños gastos menores". Inicialmente, había 103 caballos, aunque se vendieron unos 40 y algunos murieron. Otras sociedades supuestamente relacionadas con Roca también tienen deudas. Así, según un informe en el que se recoge la gestión de los anteriores administradores judiciales, siete de las empresas intervenidas al presunto cerebro del caso 'Malaya' presentaban una deuda tributaria pendiente de ingreso de más de 8,2 millones de euros a fecha de 30 de septiembre de 2008, incluido el principal, recargos de apremio e intereses. Estas deudas están en su mayoría relacionadas con declaraciones del Impuesto de Sociedades desde 2005 que no fueron presentadas por el anterior administrador judicial en plazo, según el documento; así como a periodos de IVA sin declarar o a liquidaciones de retenciones. Entre las empresas que presentaban deudas estaba Marqués de Velilla, con un principal de 51.565 euros, y 9.831 de recargo. En este caso, la sociedad practicó retenciones a diversos profesionales autónomos en el pago de las facturas recibidas de éstos "sin que las mismas hayan sido declaradas ni ingresadas a la Administración Tributaria", indica el documento, según se deriva de la contabilidad facilitada por el anterior administrador, que dejó su cargo por motivos personales.