Nueva querella contra el presidente de Pescanova y el consejero Paz-Andrade

  • Un particular, a través de la sociedad Gesrenta BCN, presenta esta mañana una querella contra el presidente de Pescanova, Manuel Fernández Sousa, y el consejero Alfonso Paz Andrade por presuntos delitos de maquinación para alterar el precio de las cosas y falsedad en cuentas anuales y balances.

Madrid, 25 abr.- Un particular, a través de la sociedad Gesrenta BCN, presenta esta mañana una querella contra el presidente de Pescanova, Manuel Fernández Sousa, y el consejero Alfonso Paz Andrade por presuntos delitos de maquinación para alterar el precio de las cosas y falsedad en cuentas anuales y balances.

Así lo ha confirmado hoy a Efeagro su representante legal, Felipe Izquierdo, quien detalla en la querella que Paz-Andrade vendió el 31 de enero de ese año 195.000 acciones por un monto de 3,25 millones de euros, mientras que Fernández Sousa enajenó 1.986.000 acciones entre diciembre, enero y febrero (sin comunicárselo a la CNMV), por más de 30 millones de euros.

En relación al presunto delito de maquinación para alterar el precio de las cosas, Izquierdo indica en la querella que la "maniobra de los querellados vendiendo acciones de la sociedad por un importe de unos 35 millones es obvio que fue utilizando información relevante y privilegiada, y que solo ellos conocían".

Asegura que el perjuicio inherente a esa falta de información en el resto de accionistas se ha materializado (en aquellos que han vendido) en pérdidas porcentuales de hasta el 80 %, y en otros (los que no han vendido) en futuras pérdidas del 100 % de su inversión.

Izquierdo recuerda en el texto que, según el artículo 285 del Código Penal, el uso de información privilegiada y la obtención para sí o un tercero un beneficio económico superior a los 600.000 euros o cause un perjuicio en idéntica cantidad será castigado con una pena de prisión de uno a cuatro años, multa del triple del beneficio obtenido o favorecido, y una inhabilitación de dos a cinco años.

En relación al presunto delito de falsedad de las cuentas anuales, balances y otros documentos, la querella subraya que concurren presuntamente el uso de participadas para "enmascarar" niveles de deuda muy por encima de los oficialmente declarados (se calcula entre 1.000 y 1.500 millones de euros de más).

Se refiere, además, a la presunta existencia de doble contabilidad, facturas falsas y fraudes financieros y contables, y "en definitiva se desconoce la situación financiera real de la sociedad".

Entre las diligencias pedidas figuran requerir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para que, de manera inmediata, nombre a un auditor para que se conozca la situación financiera del Grupo.

Pide también que los consejeros Manuel Fernández de Sousa, Alfonso Paz-Andrade, Pablo Javier Fernández Andrade, Robert Albert Williams, Jesús García García, Fernando de Sousa Faro y Yago E. Méndez Pascual certifiquen el número de acciones y el importe obtenido, y la fecha de venta de acciones de Pescanova en el periodo comprendido entre septiembre de 2012 y abril de 2013.

Solicita, además, el interrogatorio de los querellados en calidad de imputados.