Ocho meses de prisión por cobrar 700 euros de anticipo por una obra que no llegó a realizar

El acusado ha reconocido haber hecho lo mismo con otros clientes

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 4 de Santander ha condenado a ocho meses de prisión a un hombre que cobró 700 euros en concepto de anticipo por una obra de sustitución de ventanas en una vivienda que no llegó a realizar. Según admitió el propio acusado, el dinero lo destinó a pagar sus deudas.

El condenado, Javier C.Ch., también ha reconocido haber hecho lo mismo con más clientes a los que también cobró parte de los trabajos por adelantado y no realizó las obras.

Según se explica en la sentencia, el acusado tenía una empresa de carpintería en Torrelavega y en noviembre de 2007 hizo un presupuesto de 1.485 euros a una mujer por el cambio de las ventanas de su domicilio.

Al contratar los trabajos, la mujer tuvo que entregar 700 euros en concepto de anticipo y el acusado se comprometió a ejecutar los trabajos en la segunda quincena del mes de diciembre. Sin embargo, al aceptar el encargo y recibir el anticipo el acusado ya sabía que no iba a ejecutar los trabajos y después se opuso a devolverle el dinero que la afectada le reclamó en varias ocasiones.

Es más, la sentencia asegura que el propio acusado ha reconocido que éste no fue el único caso, ya que cobró también anticipos a otros clientes a los que no les realizó los trabajos comprometidos ni les devolvió el dinero.

También admitió que carecía de personal alguno y que él fabricaba las ventanas y hacía todos los trabajos (fabricación, transporte, colocación, etcétera), cuando, según el juzgado, son actividades que "por razones obvias han de ser realizadas por más de una persona".

En consecuencia, le condena por un delito de estafa y le impone ocho meses de prisión. Además, deberá devolver a la clienta los 700 euros adelantados.