PSOE y CiU pactan poner coto a los paraísos fiscales

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El PSOE alcanzó esta tarde en el Congreso de los Diputados un acuerdo con CiU para instar al Gobierno a impulsar la "eliminación" de la impunidad de los paraísos fiscales levantando los "secretos que tengan que ver con presuntas actividades delictivas" en todos los países que sean necesario, así como aplicando "desincentivos fiscales" para frenar las inversiones de las entidades ubicados en estos territorios.

Asimismo, el texto reclama que se tomen las "medidas necesarias" para ligar los sueldos de los ejecutivos de las entidades financieras a la evolución "a medio plazo" de las mismas y a la aprobación de los accionistas, para evitar así los "incentivos perversos" en las decisiones financieras, si bien CiU impuso el matiz de que esto sólo se produzca en los casos de "entidades capitalizadas con ayudas públicas".

De esta forma, la iniciativa busca hacer frente a la inestabilidad del sistema financiero, "garantizando su transparencia", permitiendo que las "informaciones" que se originen en los sistemas financieros "fluyan correctamente" hacia los gobiernos que tienen que tomar decisiones en materia económica, así como para los particulares afectados por ella.

Igualmente, reclama una reforma de las entidades financieras y, en especial, del Fondo Monetario Internacional (FMI) para convertirlo en supervisor y para que desarrolle labores de vigilancia y alerta temprana frente a situaciones de crisis.

El diputado socialista y presidente de Fundación Ideas del PSOE, Jesús Caldera, señaló que las políticas liberales defendidas por personalidades como el economista Milton Friedman o el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Alan Greenspan han puesto en riesgo a la economía mundial, con un modelo en el que "funcionaban muy bien" los paraísos fiscales, que han amparado un "fraude enorme" en la arquitectura financiera internacional.

A su juicio, hay que poner en marcha las medidas para acabar la impunidad de los paraísos fiscales a través de desincentivos fiscales o la restricción a las entidades con sede en estos territorios, así como la supresión del secreto bancario, promoviendo una directiva europea sobre esta cuestión. "Hay que estar a la altura ética y moral de este desafío", aseveró.

LA IZQUIERDA RECLAMA "LA PRUEBA DEL ALGODÓN"

Esta tarde también se debatió otra iniciativa de IU-ICV, cuyo portavoz económico, Joan Herrera, replicó a Caldera que su formación "está a la altura", pero que el Gobierno "no está haciendo todo lo que debería contra los paraísos fiscales", y exigió a los socialistas que den marcha atrás en la tramitación de un proyecto de Real Decreto que permite a los inversores en deuda pública del Estado no residentes "mantener su anonimato", lo que "elimina las trabas" a los paraísos fiscales.

"Esto es la prueba del algodón, y no los eslóganes de campaña", incidió Herrera, quien se refirió también a la denuncia de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), así como a la "exención" fiscal de los rendimientos derivados de la deuda pública y privada obtenidos a través de los países o territorios calificados reglamentariamente como paraísos fiscales.

Precisamente el representante 'popular' en el debate, Baudilio Tomé, pidió la retirada de esta medida, que facilita la deuda opaca y los paraísos fiscales domésticos, algo que a su juicio sólo responde a la "desesperación" del Gobierno por dar salida a su endeudamiento, y cerrar la puerta a cualquier "amnistía fiscal".

EL PNV PIDE "MÁS RADICALIDAD"

Por su parte, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, defendió que todo lo que se haga para luchar contra los paraísos fiscales "será poco", si bien defendió la necesidad de diferenciar lo que ha sucedido en los mercados financieros ingleses y estadounidenses con lo que ha ocurrido en España, cuyo sistema "mantiene la solvencia autónoma".

El representante del PNV, Pedro Azpiazu, cuestionó que el Gobierno español haya tenido un papel relevante en las decisiones del G 20 y pidió "un poco más de humildad" al PSOE y más radicalidad en la lucha contra los paraísos fiscales y por la transparencia del sistema financiero, sobre todo cuando "no se sabe qué está ocurriendo" en las entidades españolas. "No puede haber medias tintas", aseveró.

Por último, el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, incidió en la necesidad de que la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) debe reorientar la política crediticia para que no esté supeditada al desenvolvimiento de los programas de liberalización económica, y mostró su apoyo a los planteamientos de IU-ICV.