Salas declara hoy por cuarta vez por la presunta estafa en el grupo inmobiliario Contsa

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

La juez de Instrucción número 17 de Sevilla ha citado hoy viernes a José Salas Burzón para que declare por cuatro presuntos delitos de estafa, falsedad, administración desleal e insolvencia punible cuando era propietario de Contsa Corporación Empresarial, según informaron a Europa Press fuentes del caso, que precisaron que ésta supondrá la cuarta vez que el propietario de esta empresa -declarada en suspensión de pagos-- comparezca ante el juzgado.

Estas mismas fuentes reseñaron que Salas Burzón, que ha sido citado técnicamente para una "ampliación" de declaración, comparecerá a partir de las 12,00 horas en el Juzgado de Instrucción número 17, donde también acudirán en calidad de testigos un asesor fiscal del grupo inmobiliario y una contable también de Contsa.

José Salas Burzón, que hoy viernes prestará declaración por cuarta vez desde que se descubrieron los hechos, se encuentra ingresado en prisión provisional desde el pasado día 3 de octubre de 2008 por cuatro presuntos delitos de estafa, falsedad, administración desleal e insolvencia punible.

La declaración que provocó el ingreso en prisión de José Salas se produjo después de que los administradores concursales alertaran en un informe presentado en el Juzgado de lo Mercantil, que tramita la suspensión de pagos de la sociedad, de que Contsa tiene 1.653 acreedores, de los cuales 1.586 son inversores --cifra que choca de manera frontal con los 609 acreedores que reconocía José Salas--, así como un activo de 28,4 millones. El pasivo de la empresa asciende a 115,2 millones y el déficit es de 86.821.935,62 euros.

Contsa se declaró en suspensión de pagos el pasado mes de febrero de 2008 ante la caída del mercado inmobiliario unida a las fuertes restricciones del crédito existentes, por lo que solicitó a la jurisdicción mercantil competente la incoación de un concurso voluntario de acreedores que estableciera las bases de un convenio que permitiera satisfacer sus obligaciones económicas respecto a sus socios e inversores así como su continuidad en el sector.