Jurado declara culpables a 4 acusados de homicidio imprudente por la muerte de un hombre en capital grancanaria

La Fiscalía redujo de 15 a 5 años de cárcel la pena solicitada para el principal acusado y de 9 a 2 años y 9 meses de prisión para los otros tres acusados LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 19 (EUROPA PRESS) Un tribunal de jurado declaró hoy culpables de homicidio imprudente y un delito de lesiones dolosas a los cuatro hombres acusados de la muerte de un hombre que sufrió una agresión con arma blanca el día 17 de febrero del 2008 en la Avenida Primero de Mayo en Las Palmas de Gran Canaria. El jurado ha dictado dicho veredicto durante el juicio celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas contra J.Q.M., de 26 años de edad, para quien la Fiscalía ha rebajado de 15 a 5 años de prisión la pena a imponerle; así como consideran culpables a sus presuntos cómplices, D.H.R., de 20 años, J.A.C.M., de 40, y B.M.C., de 20, para quienes el Ministerio Público rebajó también de 9 a 2 años y 9 meses la pena de cárcel, ya que en un principio estaban acusados de un supuesto delito de homicidio. Así, el tribunal considera probado que, sobre las 16.15 horas del día del suceso, los acusados se encontraban hablando en el barrio capitalino de El Risco de San Nicolás. En concreto, J.Q.M. les contaba que esa misma mañana había tenido un altercado con quien a la postre resultaría muerto, un hombre conocido como 'Juan el cuchillo'. Acto seguido, decidieron salir a buscarlo junto con otras dos personas menores de edad por las calles del barrio portando uno de ellos una gran barra de hierro en forma de T. En pocos minutos lograron localizarlo e iniciaron una persecución por los callejones del citado barrio corriendo en primer lugar la víctima que a voces decía: "me quieren matar". El jurado no considera probado, por mayoría de seis a tres votos, que al clavar J.Q.M. el cuchillo a la víctima tenía intención de matarlo o, por lo menos, aunque no tenía intención de matarlo, sabía que esa conducta podía provocarle la muerte a pesar de lo cual lo acuchilló. (Habrá ampliación)